miércoles, 28 de septiembre de 2011

Viajando en una nube


Soñé ayer que viajaba
sobre una nube blanca
y veía desde arriba
la tierra en la distancia.

Eran los humanos,
personas muy chiquitas
y las grandes casas blancas,
casitas de muñecas;
los árboles, desde el cielo,
con sus frondosas copas,
pequeñitos puntos verdes
salpicados en el suelo.
El pueblo, allá a lo lejos,
de juguete parecía
y el gran río, un arrollo,
apenas un hilillo de plata…
Siguió mi tranquilo vuelo,

y yo dormido disfrutaba
al pasar bajo un gran Arco Iris,
de azúcar y melaza
y probar los caramelos
que sus colores formaban
y que se derriten al sol,
tiñendo las flores,
cada mañana...

Ayer soñé que volaba
sobre una nube blanca
y veía desde arriba,
el mundo en la distancia.


domingo, 25 de septiembre de 2011

Si pudiera...

Si sólo pudiera
tomar el sol en mis manos y
jugar como un niño
a lanzarlo y atraparlo...

¡Ay!, si sólo pudiera…

Entendería que en la vida,
no hay imposibles,
sólo cosas difíciles,
y cuesta lograrlo…

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¡Ojalá!

A veces echo de menos esa varita mágica que haga sonreír al que perdió su sonrisa, o ese sombrero de mago que dé al que no tiene, o ese poder abrazar al que necesita cariño…


Me ha encantado este vídeo y quiero compartirlo. Imagino que sonreiréis al percataros de  que aún en el mundo en que vivimos,  existe la solidaridad .
video

¡Ojalá llegue muy dentro el mensaje que quiere transmitirnos!


sábado, 17 de septiembre de 2011

El testamento Maya


Casi nunca os cuento lo que leo. Me gusta leer, sobre todo en verano que puedes hacerlo en el exterior aprovechando lo largo de los días. Este verano ha sido productivo en cuanto al tema de lecturas. Os voy a ir contando brevemente mis lecturas del verano.

El Testamento Maya, el best-seller internacional de Steve Alten, es un thriller que atrapa al lector y lo guía por un emocionante viaje alrededor del mundo para descubrir antiguos secretos sobre la historia de la humanidad y el futuro de la existencia de ésta. Dominique y Mick saben que se debe desvelar la verdad, pero, ¿podrán hacerlo antes de que llegue el día del Juicio Final y toda la humanidad desaparezca?
Gran novela de ciencia ficción, sin duda apasionante para quien le guste este género. De lectura amena y ligera consigue generar interés en el lector que se quedará pegado al libro.
Comienza de forma interesante adentrándose en la historia con datos (más o menos fiables) de las civilizaciones antiguas. Lo curioso es que lo leí estando en México, y muchos de los lugares que se nombran en el libro, me eran familiares.






miércoles, 14 de septiembre de 2011

La estrella


No sabía qué era lo que  le pasaba, pero aquel no parecía ser su mundo.
El mero hecho de “estar allí” era duro para ella. Veía como cada noche brillaban sus compañeras las demás estrellas en lo alto del cielo. Eran felices, saltaba a la vista. ¿Y ella? Tan infeliz, tan incómoda, tan fuera de lugar, apagada y sola…
Decidió pedirle ayuda al Señor de la creación y una mañana se levantó muy temprano y arrastrándose como buenamente pudo se dirigió al lugar del encuentro.
Al llegar expuso sus quejas, sus dudas, su situación… Y Dios, con infinita paciencia, escuchaba interrumpiendo de vez en cuando para hacerle algunas preguntas.
Cuando por fin la charla llegó a un punto sin retorno,  El Señor, sacando una larga lista de la nada comenzó a buscar en ella a la triste estrella.
-¡No me lo puedo creer!, exclamó. ¡Esto fue un error! Eres una estrella de mar, y allá, en lo más profundo del océano, es donde deberías estar.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Tulum

Os contaré, como os prometí,  en estas primeras entradas, pequeños “retazos” del verano.
En Julio volvimos a México (Vease aquí el viaje del año pasado) con la excusa de que mi hijo disfrutara de todo lo que no pudo hacer el año pasado, pues un día antes de salir tuvo un accidente con la moto y todo su viaje fueron dolorosas curas y arrastrar la pierna de un sitio a otro.
Entre las novedades de este año os puedo contar que visitamos Tulum, unas ( de tantas como hay allí) ruinas mayas pero esta vez al borde del acantilado y con una preciosa playa entre las rocas. El año pasado nos decantamos por Chichen Itzá, (Aquí) que son las más famosas.
Os dejo unas fotos para que os hagáis una pequeña idea aunque por supuesto, no hagan justicia alguna a la belleza del lugar,





y  por último, un vídeo de menos de un minuto,que encontré por la red, y  que ayuda a situarse.












sábado, 10 de septiembre de 2011

Gracias por seguir ahí.

Se va el verano y yo vuelvo con nuevas historias, anécdotas, viajes, lecturas, momentos, o…
Retazos, al fin y al cabo.
El verano para mí es difícil. El calor me afecta sobre manera, y mis ganas de todo se derriten como el chocolate al sol.
Fundidos mis circuitos me cuesta centrarme en lo obligatorio de cada día, cuánto más en lo evitable. De ahí mi ausencia, pero cargué las pilas y aquí estoy de nuevo.
Gracias por esperarme.