miércoles, 15 de junio de 2011

Esos cuentos infantiles...


¿Qué harías si un día alguno de tus hijos te viniera con este sencillo y tierno razonamiento?
- ¿Cómo quieren que me porte bien?

Todo lo que hago mal hoy, lo aprendí de pequeñ@.
De niñ@ veía que Tarzán andaba desnudo, Cenicienta volvía de marcha a media noche, Pinocho mentía, Batman conducía a 320km/h, la Bella Durmiente era una vaga, Blanca Nieves vivía con 7 tíos, Caperucita desobedecía a su madre, Betty Bop iba vestida como una fulana, Pulgarcito tiraba migas por todas partes y Popeye fumaba hierba…
¿Tengo, o no tengo razón?

Yo me quedaría totalmente en blanco...

45 comentarios:

  1. ja ja ....que bueno!!!
    y encima las chicas nos creímos que : el príncipe azul existe!!!!! madre mía!!!!

    BSS. angie

    ResponderEliminar
  2. jaja, pues sí, es bueno. La gente inventa lo que no está escrito.
    Y del principe azul, te diré que no sólo existía, sino que además nos esperaba.
    Ingenuas...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo, ¡¡¡qué cuentos!!!, menos mal que han cambiado.

    ResponderEliminar
  4. No te creas, Tracy, los de ahora casi que son peores...
    jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja muy bueno: ¡¡¡viva la revolución!!!!!!!

    Yo también me quedaría en blanco y sin respuesta jajaajajajajaj, muy bueno.


    Un beso.

    PD.- Soy María de "Mi pluma de cristal" lo que pasa es que cambié el perfil de la carita azul por mis ojos.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro María, de ver aunque sólo sea "un trocito" de tí, jaja
    Pues sí, es bueno y tiene miga...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. La suerte es que los niños no tienen nuestra mirada cargada de malicia.

    En blanco se quedarían ellos si vieran lo mal pensados que somos nosotros.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Saudades,
    TIENES TODA LA RAZÓN, pero admite que el texto tiene su gracia, y quien lo escribió un gran ingenio.
    Un abrazo con sonrisa incluida.

    ResponderEliminar
  9. Es que analizándolos en detalle, los cuentos para niños son un despropósito.

    Yo aún espero que me hagan terapia por haber visto cómo mataban a la mamá de Bambi. Me arruinaron la peli, el día y media personalidad.

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja... ¿no son esos los mismos cuentos que re-escribió Ana Botella? desde luego somos mal pensados jajajaja

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  11. Juanra,
    jaja, no me extraña, es que era un mal trago, y pese a eso se lo seguimos poniendo a nuestros niños...
    ¿Y qué me cuentas de Marco?
    Un abrazo
    --------
    Mariluz
    Pues no sé, jaja, quizás los re-escribió pero con otra finalidad.
    No lo sé, de veras.
    Una risita y un abrazo para tí.

    ResponderEliminar
  12. ¿y el ratoncito Pérez?....época de crisis seguro que muchos lo buscamos
    Muy bueno Montse
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Pero del ratoncito Perez, Oteaba, no tendremos queja.¿No?
    Siempre se acuerda.
    Jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, pues también es verdad, pero tampoco hemos salido tan terribles, no?
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Yo prefiero a los cuentos de antes que a los que me cuentan ahora. :)
    Eran terribles, a mí me daba mucho susto aquel de Andersen de las zapatillas rojas, o me hizo llorar mucho la niña de los fósforos.. pero mira, me enseñaron a leer.
    Ahora, ni eso :)

    ResponderEliminar
  16. Huy, que el Ratoncito Pérez era de Jerez, eh, creado por el Padre Luis Coloma :) aquí sale siempre en la cabalgata de Reyes

    ResponderEliminar
  17. Pues no sé yo, por si acaso no les despertaré yo el interés.

    ResponderEliminar
  18. Latris,
    jaja, nooo, para nada. Además creo que eso de las pillerías en los cuentos era su gracia.
    Un besote
    --------
    Alfonso,
    Si????
    ¿Es de Jerez?
    Pues empiezo a preguntarme como pasa con los Reyes Magos, ¿Y como llega a todos lados?
    jaja
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. MOmentos,
    con ellos hemos crecido y con ellos crecerán. Son como se dice por ahí arriba, las mentes de los adultos los que damos la vuelta a la tuerca.
    Me alegro verte por aquí de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mira aquí
    http://36norte6oeste.blogspot.com/2008/02/ratoncito-prez.html

    y aqui

    http://36norte6oeste.blogspot.com/2009/01/cabalgata-de-reyes-magos-en-jerez-2009.html

    :)

    ResponderEliminar
  21. Alfonso,
    geniales. Lo que se puede aprender en un momento.
    Mil gracias
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno.
    Los referentes nos hacen.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  23. Gracias Mercedes,
    jaja imagino que te habré arrancado una sonrisa...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Ya te digo. Es que los niños de hoy saben una barbaridad.

    ResponderEliminar
  25. Pues si Montse... tienes razón... vaya modelos...
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  26. RAmpy,
    y lo que no saben se lo enseñamos con nuestros cuentos...
    jaja
    Un abrazo
    ........
    Conchi,
    Sí, buenos modelos a seguir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Jajajaja.. es genial Montse!!!!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. 1. ¿Qué clase de hijo tengo?
    2. ¿Esto le enseña Walt? Me doy de baja del "disney"
    3. ¿Que peligrosas amistades tiene?
    .
    .
    .
    5987358. ¿Quién soy?
    5987359. ¿Donde está el "psico" más cercano?

    ResponderEliminar
  29. Alma, el mérito no es mío, jeje. Pero sí, es genial.
    Un abrazo
    ---------
    jaja, Tronken, sí, vamos a acabar todos de la olla para arriba.
    ...
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Jajaja
    es buenísimo. Qué inventiva quien lo hiciera.
    Ahora pensaré en ello cuando vea los cuentos.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  31. Teresa, jaja eso me pasa a mí, que ahora miraré con lupa los cuentos infantiles.
    ;)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  32. Yo le daría un abrazo y le díría: hijo mío, lee a León Felipe y cambiará tu visión sobre los cuentos que nos cuentan los contadores de cuentos... y tal vez, dentro de unos años, les digas: "No me contéis más cuentos/que ya me sé todos los cuentos...", y aunque he visto que la sociedad está llena de Pinochos, prefiero callar antes que mentir; y aunque algunos límites de velocidad me fastidian mucho, los respeto, por seguridad; igual que respeto a las mujeres que en su libertad eligen la poliandria; y aunque los lobos siempre atacan lo rojo, es mi color preferido de ropa; y sé que debajo de la apariencia de una fulana vive un corazón que puede ser muy grande y da de comer a los suyos; y aunque desperdiciar el pan con el hambre que pasa mucha gente es un despilfarro, comprendo la inseguridad y precaución de todos los pulgarcitos de la Tierra, con tanto ... cambiando las señales y borrando las huellas; y sé que los Popeyes no sólo fuman sino que también reman, y eso tiene su trabajo y hay que alimentar el cuerpo con buenas verduras; y sé que las muchas Bellas Durmientes, cuando se despiertan, están llenas de dulzura; y también comprendo que todas las Cenicientas tengan alergia al polvo (que en la casa se almacena) después de haber vivido entre la cernada, pues hay príncipes que con tantas tierras, llegan muy cansado y se sacuden dentro todas sus chaquetas...; y por todo eso que aprendí después de leer lo que León Felipe enseña sobre los cuentos de la vida, ahora soy muy bueno y nada ingenuo".

    Perdón por dejar tantas chorradas en mi primera visita, sólo he bebido agua y creo que no tenía cloro pues era embotellada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. jajajjajajja, yo los vine a ver ya grande, me crié con muñequitos rusos...

    Me acabo de recordar uno que la moraleja era:

    Ahora ya sabes, lo amarga que sabe, la sal y la pimienta, o aquellos de: Deja que te cojaa, jaja.

    Muy buena entrada e ingeniosa, no se me hubiera ocurrido ni a palos, jajaja.

    Saludos muchos y lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  34. me cuesta descubrirte aunque te leo desde hace mucho
    Contanos de vos dale no seas timida escritora

    ResponderEliminar
  35. De "mayores" olvidamos que de "niños" lo aprendíamos todo. Éramos conscientes de nuestra debilidad y debíamos sobrevivir, por tanto, lo primero era conocer los peligros que nos rodeaban. Papá superhéroe donde quiera, pero mamá siempre cerca.
    P.D.: Cuando era niño, muchas veces pensaba que de mayor, iba a escribir un libro explicando que los niños no son tontos.

    ResponderEliminar
  36. Impersonem,
    está claro que siempre hay una cara y una cruz, un norte y un sur, un arriba y un abajo... Y que esta entrada tiene como fin arrancar una sonrisa.
    Sí, todos sabemos que debajo de la ropa de Betty Boo hay una buena chica y que Pinocho pagó sus mentiras y nos enseñó de esta forma a no mentir. Hay tanto que enseñar, ya sea a través de cuentos o ejemplo, y tanto que aprender por los mismos medios...
    Nunca se acaba ¿Verdad? Después de la escuela de niños, nos llega la escuela de la vida de los adultos.
    Otro comentario demasiado largo, jaja, LO SIENTO.
    Un abrazo y BIENVENIDO.

    ResponderEliminar
  37. Alborada,
    en todos sitios cuecen habas, decimos por aquí, y es cierto. Cambian quizás los caminos, pero llegamos al mismo sitio.
    Un abrazo grandeee

    ResponderEliminar
  38. Recomenzar,
    Me cuesta, no soy como tú, el abrirme más de lo que ya lo hago me cuesta y no creo que lo consiga.
    Por eso te admiro. Nos cuentas TODO como si se tratara de alguien a quien conoces de siempre.
    Sigue así.
    Quizás algún día aprenda.
    Un abrazo grandote en la distancia

    ResponderEliminar
  39. Bixen,
    tu si que eras "un niño precoz". Yo siempre pensaba que iba a escribir PARA NIÑOS, justo lo contrario. Y de echo lo hago y me encanta.
    La verdad es que la escuela de la vida nunca nos da vacaciones.
    Un abrazo y gracias por estar.
    ;)

    ResponderEliminar
  40. Es verdad, los cuentos de siempre no son tan educativos como parece...

    ResponderEliminar
  41. Amelche,
    Pues a ver ahora qué le cuentas a tu sobri...
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Uff, ¡Marco! ¡Es verdad! ¡Qué infancia tan lacrimógena la nuestra!

    ResponderEliminar
  43. Juanra,
    jaja, pues déjate a Heidi de lado...
    ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias