miércoles, 16 de febrero de 2011

La jirafa Paca



La jirafa Paca perdió su pendiente.
Ya no luce en la oreja su aro reluciente…
Lo busca en el río, llorando de pena,
Y unos pececillos le dicen a coro:
-En las aguas turbias, no reluce el oro…

Se dirige entonces a la verde pradera.
Con gran esfuerzo entre las altas hierbas,
Buscan los gusanos, y demás insectos,
Y todos a la vez dicen suspirando,
-No lo encontramos. No hay manera…

La pobre jirafa, triste y pesarosa,
Piensa en el gran árbol, de un valle cercano,
Que con brotes tiernos y gustosas hojas
Le da su alimento, cobijo y sombra:
-Quizá la comida, mate mi congoja.

Y cuando apenada, al árbol se acerca,
Un brillo dorado, atrae su mirada.
Allá en las alturas, colgado en las ramas,
Brilla su pendiente de una forma rara.
-Qué brillo tan raro-, dice para sí

Pero al acercarse y mirar hacia arriba
Ve a un pajarillo balancearse feliz,
Jugando en el aro sus alegre trinos,
Desde muy lejos, se dejan oír.
-Pii, pii, piripipii…

Y Paca encantada no se quiere ir.
Decide quedarse por allí a vivir
Y escuchar al ave, que extiende sus plumas,

Mientras se columpia cantando feliz:
-Pii, pii, piripipiii

(Todo un mensaje de generosidad el que nos deja nuestra amiga Paca, y está claro como reza el dicho "el que da, recibe".)

39 comentarios:

  1. Buenísimo Montse, y ojalá todos supiéramos renunciar a nuestras riquezas materiales por el bien común, incluído el nuestro claro...no pediría tanto, jeje
    Un besote de media semana!

    ResponderEliminar
  2. Latris,
    jeje, entraste antes de terminar de publicar.
    ¡Qué rapidez!
    Gracias.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Pero qué cosa tan bonita nos has escrito. Si es que eres igual que una estrella.
    y la jirafa sólo podía tener el aro en lo alto, claro: en lo más profundo del corazón de cada uno.

    Un beso bien merecido.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Yuria.
    Ya sabes que de vez en cuando me gusta volver mi vista hacia los niños, y si de camino los mayores aprendemos algo... Pues tanto mejor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ay, Montse, que me encanta. Es como un cuento pero en forma de poesía. Y con ese final tan lindo.
    De verdad me gusta mucho
    Teresa

    ResponderEliminar
  6. Montse un relato precioso que nos enseña lo feliz que se siente uno al compartir la felicidad con los demás..
    Neni que bueno el enlace de Legoland...casi, casi son vecinos míos...jajaja!!! yo estoy en Wonderland...Gracias guapa por la información, no lo conocía...
    Un besazooooo!!!

    ResponderEliminar
  7. Teresa,
    jaja, mil gracias. La verdad es que lleva mucho tiempo escrito y perdido por el PC. El otro día lo encontre y...
    Todo vuestro.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Anakonda,
    ¿Verdad que se siente uno bien cuando repartimos felicidad?
    Yo también lo pienso, y Paca se ve que ahora es de nuestra opinión
    Lo del parque... Me lo recordaste.
    ;)
    Celebro que te gustara.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Aquí esta "mi niña grande" con sus humanos mensajes.
    ¿Porque no te planteas escribir poesía para niños (y mayores)? Una especie de Gloría Fuertes.
    Tienes una musicalidad que estoy segura que a los niños les encandilaría, y sería una forma de educar en valores muy hermosa.

    Piénsatelo, porfi.

    Besos.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  10. Que chula!!!!!!!
    Genial Montsita. Muaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  11. jaja, Mercedes, estoy en ello. Ramón, más bien está en ello.
    ;)
    Mil gracias.
    Son mensajes como los vuestros los que me animan a seguir... Pero ¡Compararme con Gloria Fuerte!!.
    Es MUY FUERTE.
    Gracias de nuevo, me has hecho sonrojar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Angie,
    tu opinión no cuenta. Me quieres demasiado.
    ¿Cómo va todo???
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Muy hermoso el cuento-poema, y con moraleja. Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Muy hermoso.. si solo pudiésemos hacer eso.. renunciar a lo material..
    Que mensaje mas buenísimo..


    Un abrazo
    Saludos Fraternos...

    ResponderEliminar
  15. Ligia,
    Gracias, me alegro de que te haya gustado.
    Un abrazo
    ------
    Adolfo,
    es tan bonito, pero tan difícil a la vez...
    Un abrazo a tí también

    ResponderEliminar
  16. Una belleza de canción, por lo menos eso me pareció a mí, porque al leerla me sonaban acordes de música y moraleja... un cordial saludo en la distancia, Rodisi

    ResponderEliminar
  17. Rodisi
    MIl gracias, pero la música la ponen tus oídos.
    ojalá pudiera yo también ponérsela
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  18. De los "cuentos poéticos" los mayores también podemos aprender. Un mensaje precioso. GRACIAS.

    Soy Pilar amiga de tu cuñada Pilar, y soy nueva seguidora tuya, porque tu blog me gusta por la sensibilidad que transmites en lo que escribes.

    ResponderEliminar
  19. Ah ¿pero qué era, para los niños? Yo me creía que era para mí :(

    Leyéndolo he olido a gomas de nata, a madera de lápiz y a la colonia de mi primera maestra Carmen.
    Las cosas que tiene un poema.

    ResponderEliminar
  20. Muy sabia Paca... deberíamos aprender de ella

    abrazos

    ResponderEliminar
  21. Alfonso,
    Cuando las recopile, te aviso. Sé que como a mí, te gusta Gloria Fuertes, ---Inciso---Ahhhhh ¿Te mande un regalo que recibí en Navidad???
    --- Fin del inciso
    Gracias por tus palabras
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Mariluz
    Los animales nos enseñan tanto... ¿Pero queremos aprender?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Pilar,
    como no sale la foto, se me pasó tu comentario.
    Gracias por tus palabras. Vengo de devolverte la visita y he disfrutado con lo que he visto.
    Te pongo un link ( mira debajo de las entradas, eso quiere decir conectar los dos blogs, así sabemos cuando publicamos).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. ¡Que linda! Me encantó esta jirafa que reparte y comparte felicidad ¿puede compartirse algo más bello?
    Besote preciosa :)

    ResponderEliminar
  25. Oteaba, y lo más importante. Nos da una lección estupenda.
    Un abrazo a tí también, amiga.

    ResponderEliminar
  26. Hola...

    Que preciosidad niña... creo que lo del aprendizaje es mutuo... jjajaj...

    Esta noche antes de dormirte,mira la estrella mas luminosa que es a ella que he pedido darte las buenas noches.

    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Fenomenal este poesía libre. Más que nada logras que nos encasillemos en la causa común que es la inmensa moraleja que nos has regalado.

    ResponderEliminar
  28. Los aretes de oro sólo lo llevaban quienes se hacían valer:
    -Los piratas, como pago a quien le encontrase muerto y enterrase.
    -Los balleneros y bacaladeros (en mi pueblo), para que nadie osase confundirles con los pescadores de bajura.

    ResponderEliminar
  29. Balo,
    mi ave nocurna, jeje ya es de día, y las estrellas se escondieron, pero luce un sol expléndido que seguro me regala tu beso.
    Un abrazo de buenos días.
    ........
    Adrián,
    Sí, no valgo para encasillarme en poesías con métrica. Me parece que conseguir ritmo y sonoridad en poemas libres es además de original, más bonito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Bixen,
    Curiosa y bella historia la que aquí compartes. No lo sabía. Qué cierto es eso que reza "cada día se aprenden cosas nuevas". Es un placer que pases por aquí y además aportes...
    Deberías plantearte hacer un blog.
    Seguro que tienes miles de cosas interesantes que contar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Un tierno y precioso
    poema-cuento,
    me ha encantado.
    Mejor tener cariño, una sonrisa,
    un abrazo,un beso,
    que dinero.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Marisa,
    el dinero ayuda, pero sí es cierto que a veces una satisfación, un abrazo o un simple guiño de complicidad, valen su peso en oro.
    ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
  33. Montse, bonita lección lo material no lo es todo, para ser feliz.
    Un besito

    ResponderEliminar
  34. Siempre lo creí así.
    Y desde luego que no te falta verdad en tus palabras, pero a veces, a veces, lo recibido no se corresponde con lo dado.
    No me refiero a cantidad, si no a sustancia.
    Entonces, solo entonces la amargura es total.

    ResponderEliminar
  35. Oréadas,
    Si nos lo aprediéramos, seríamos mucho más felices, pero cuesta tanto...
    Un abrazo
    ---------
    Tronken,
    Por suerte a Paca le salió bien la jugada y le mereció la pena.
    Si no arriesgas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Jajaja... Preciosa poesía Montse. Me ha transmitido mucha alegría.

    Un beso. ;-)

    ResponderEliminar
  37. Carlos,
    Gracias!!
    Te contaré que hoy me levanté con Nora, ya sabes, mi musa, no susurrando como suelen hacer las musas civilizadas, sino chillando como una energúmena.
    Voy a ver si le hago caso y saco algo en condiciones.
    ;)
    Besos de nuevo

    ResponderEliminar
  38. Montse, qué maravilla de poesía. Por cierto, entraré otro día a llevarme a tu Jirafa Paca, ahora no puedo pararme a copiar. Me encantan tus poesías para los más pequeñajos, son una delicia.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  39. Isora,
    no te dejará copiar. Tengo el blog protegido, pero te la mandaré.
    Es más, creo que voy a hacer un librito...
    ;)
    Esto es una primicia.
    Besos

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias