sábado, 18 de febrero de 2012

Salir a comer fuera


Os paso un enlace  que creo llegará muy dentro en vuetros corazones.
¿Debemos ocultar a los niños y a la sociedad en general la realidad a la que nos estamos enfrentando?
Sea la que sea vuestra respuesta, que variará según la persona y las circunstancias que la rodean, esta noticia me ha dejado con la boca abierta.
Una vez más podemos comprobar que la humanidad aún existe.
Merece la pena dedicarle unos minutos.

http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2011/12/18/0003_201112V18C8991.htm

39 comentarios:

  1. Yo creo que los niños se dan cuenta de las circunstancias que viven en sus casas y aceptan en general lo que es un capricho de lo que realmente es necesario, por lo menos algunos que yo conozco y no lo están pasando tan bien. De todas formas es una iniciativa muy encomiable la de estas personas. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Ligia,
    Los niños saben más de lo que demuestran. A veces una situación como esta hay que evaluarla bien antes de dar el paso y hacerles ver la realidad. Al menos yo lo pienso así. Depende de tantos factores...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No hay que ocultar nada.
    No es ninguna vergüenza pasar por esa situación.
    Hay que explicárselo bien. Con tacto y sin tremendismos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No es tan sencillo, Toro. Quizás el mero hecho de que no sufran, quizás el que no lo entiendan, o que se sientan avergonzados... Hay tantos factores en juego, que es difícil saber como actuar.
    Cada persona es un mundo.
    Un abrazo y gracias por tu claridad.

    ResponderEliminar
  5. Me ha recordado a La vida es bella.
    Eso que hacen es seguir como se debe seguir los valores del evangelio. No como otros, que proclaman a los cuatro vientos lo bien que lo hacen, cuando desde sus empresas, son los mismos que despiden a los que luegon utilizan para la caridad.
    Y mejor me callo porque sé de lo que hablo grrr

    ResponderEliminar
  6. Montse conocía la labor de esa ONG en Vigo, la tierra de mi familia, como sé la labor de Cáritas y algunas otras con los que menos tienen que cada vez son más.

    Entiendo que en el tema de los niños todo depende de la edad, hay edades en que tienen muchos caprichos y ahí es donde hacerlos ver la situación económica de la familia, con naturalidad y sin tremendismo, pero es muy duro lo que está pasando en nuestra sociedad.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  7. Se darán cuenta o no, lo importante de este maravilloso hecho, es que nunca o muy pocas veces me han defraudado la confianza que tantas veces he depositado en los hijos de los hombres.
    ¡Es que también somos así de humanos!.-
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Las cosas están como están y no hay que ocultar, sino explicar, los niños son muy listos y lo entienden todo.

    ResponderEliminar
  9. Sueños de buenas noches entre diluvios de beneficencia.
    Hoy, en el bar de Marisa quedé en “shock” cuando una mujer mayor entro en el establecimiento, faltabanle dientes, faltabale ya vida, faltabale alegrías… y ella, Marisa, diole 3 magdalenas, un vaso de leche con café y una tortilla francesa… sin mediar palabras… un acto que se repite en el tiempo…
    Cada vez, acudo sin mas a mas y mas ejemplos.
    ¿Qué pasa con el estado?
    ¿Ha abandonado su misión?
    Y no me basta una simple crisis- generada por su omisión y desregulación- como respuesta.
    Buenas noches querida amiga.

    ResponderEliminar
  10. A mí me parece un "modus operandi" digno de elogio, el de esta ONG. Me parece bien hermoso, esto que hacen. Quizá sí, quizá habría que mostrarles a los críos la relidad, pero no es tan simple.¿Y la vergüenza que se siente al verse en esa situación? No es plato de gusto comer de la caridad ajena, aunque no sea culpa tuya. A mí me parece una manera de paliar, e incluso dignificar esta circunstancia.

    Un biquiño.

    ResponderEliminar
  11. Alfonso, es cierto que existe mucha injusticia, pero entre tanta porquería aparecen noticias como esta, que animan a seguir siendo humanos.
    Un saludo
    ..........
    Saudades, me alegro de que corrobores la noticia. Sí, son de admirar esas organizaciones que se dan sin pedir.
    Cada padre, por otro lado, debe evaluar como actuar con sus hijos.
    Son los que mejor los conocen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. André,
    sí, el hecho de dar y darse sin pedir ya es algo loable. Podríamos aquí hablar de mantenerle la ilusión a los niños que de otra forma la habrían perdido.
    Un abrazo, amigo
    -.----------
    Tracy,
    No sé, pienso que cada caso es único. Es como desvelarles a los niños que los reyes son los padres...
    Habría que estudiar, como te digo, cada caso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Rlfox,
    Yo conozco a una mujer que tiene una tiendecita de ropa en la puerta de la cual se pone a pedir todos los días otra mujer. La dueña de la tienda, cada día le trae cuando sale a tomar café uno para ella, así un día tras otro. Es algo parecido a lo que tu cuentas. Son seres generosos que dan por que les sale de dentro .
    Cierto, amigo ¿Dónde está el estado ahora que se le necesita?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Salamandrágora.
    Lo veo como tú.
    Los niños mantienen su ilusión, y los mayores su mermada dignidad.
    Un aplauso para esta ONG y ojalá que cunda el ejemplo.
    Otro biquiño para tí.

    ResponderEliminar
  15. Hola amiga, lamento decirte que no puedo abrir el link, asi que no puedo dar una opinion, disculpame... Si puedo dejarte mi saludo afectuoso y decirte que nos seguimos viendo, cordialmente Rodisi

    ResponderEliminar
  16. En esta entrada mis dos Kaylas se enfrentan como pocas veces:

    La una dice que a los niños se les debe decir la verdad y enseñarles a aceptar la vida tal y como viene; la otra piensa que, igual que hacemos con los reyes magos, ésta es una manera de conseguir sonrisas de una infancia dura que carece en muchos casos de ellas...

    No nos ponemos de acuerdo para nada. Siento no poder dar una sola opinión.

    Un abrazo doble ( o cuádruple).

    ResponderEliminar
  17. Rodisi, no te preocupes. Es una noticia extraída de un periódico local y por eso quizás no se pueda abrir.
    Gracias de todos modos por intentarlo.
    Un abrazo
    ..........
    Kaila,
    Tus dos Kailas tienen algo de razón. En todo caso son los padres los que al final tienen la última palabra, aunque es una situación muy difícil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Un gesto loable el de esta organización. Tienes razón, emociona encontrar de vez en cuando noticias tan hermosas.
    Ojala pasen pronto para todos estos tiempos grises.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. ¡Ojalá!, amigo Juanra, ¡OJALÁ!
    Pero en tiempos de crisis es cuando más se notan los héroes.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Es una tarea encomiable. Con respecto a decirles o no la verdad, no creo que tenga nada de malo, al contrario, la verdad siempre es mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. CReo, Gamyr, que es tarea de los padres el decidir si decirles la verdad o no.
    Es complicado. Depende de tantos factores...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Me parece una historia preciosa, dentro de la tristeza de esas familias que no tienen para dar de comer a sus hijos.

    A mi me recuerda a la película de "La vida es bella" (con diferencias, claro). Pero en esencia es lo mismo.

    Ya depende de los padre si desean continuar con la mentira piadosa o prefieren decir la verdad a sus hijos.

    Un besote Montse

    ResponderEliminar
  23. A veces un pequeño detalle me hace creer que aún hay esperanza... Muy bonita iniciativa.

    Un beso. ;-)

    ResponderEliminar
  24. Qué hermosa iniciativa Mon. Más allá de decirles, o no, lo que importa es la iniciativa. El amor en la idea es lo importante, la dedicación de esta gente y su intención de hacer felices a los niños ofreciendo una carta, una sonrisa, y “un mundo diferente e imaginario“; Depende de cada uno interpretarlo a su manera.
    Me gustó leerlo, y como Alfonso me recordó la película.
    Te mando muchos cariños

    ResponderEliminar
  25. Es una encomiable labor la de esta ONG,digno ejemplo de personas voluntarias llenas de mucha sensibilidad y humanismo hacia el projimo.
    Es el verdadero amor!

    Gracias por compartir
    Montserrat!
    El amor y la justicia florecerà como la luz del mediodia.

    ResponderEliminar
  26. Shedir,
    sin olvidar lo que estarán pasando en el seno de esas familias que no tienen alimentos, la labor de estas personas es como para ser tenida en cuenta. Sí, esta acción recuerda a la vida es bella.
    Un abrazo
    ........
    Preciosa, diría yo ,Carlos. No tiene precio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Vivian,
    tienes razón en recalcar que lo más importante es la iniciativa de estas personas que renuncian a su vida de fin de semana para dar y servir a los demás.
    Cosas como estas hacen creer en el ser humano.
    Me alegro de verte por aquí
    Besos
    ---------
    Francisco,
    Sí, es cierto, esto es verdadero amor y verdadera entrega a los demás.
    Una verdadera muestra de que aún queda humnidad entre nosotros
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Conozco la historia.
    Me debato un poco entre "el engaño" y la ilusión.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  29. Yo no la conocía, Mercedes. Es algo que debería difundirse más por eso de que cunda el ejemplo. Toca muy dentro del corazón.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  30. Qué fuerte, Montse, no tenía ni idea de que existieran organizaciones así. La verdad es que se merecen el Oscar a la generosidad.
    ¿¿¿Decírselo a los niños y cambiar su mundo de ilusión por el de los adultos, lleno de problemas???
    Me decanto por el NO.
    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  31. Es reconfortante ver que en estos duros momentos mucha gente hace lo que debe y no sólo interesarse por salir en la foto como hacen los políticos...mi felicitación a todos los solidarios!!!! , si decir la verdad a los niños o disfrazarla...pues no sé, dependerá de la edad, la personalidad y demás circunstancias por las que se esté pasando, nadie mejor que los padres para decidir el cómo, el cuando y los porqués para dar a los niños una ración de cruda realidad...
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Teresa, Sí, es cierto, merecen todo un Oscar por su labor. Ojalá cundiera el ejemplo.
    El desvelar o no la situación, pienso que depende de muchos factores. Madurez, edad, carácter...
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  33. Anakonda,
    nos cruzamos, jeje.
    Pues mira, yo creo que si cosas como esta se difundieran, más gente seguiría el ejemplo. A veces no se actúa porque no se sabe ni como, ni cuando, ni donde...
    Lo de decírselo a los niños, ya he dicho más arriba que depende de un sin fin de factores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Montsita....nos fijamos en las mismas noticia....
    ........como la peli...."La vida es Bella"
    Bss. angie

    ResponderEliminar
  35. Cuando el estado se desentiende, allí aflora la solidaridad de los ciudadanos comunes, que enfrentan las circunstancias sin esperar nada a cambio, o sí, la sonrisa de un niño alimentado. Pienso que esta forma de hacerles enfrentar la crisis es buena, porque hacen la transición despacio y sin traumas. Es una pena que no haya de esta clase de personas en más lugares en el mundo. Gracias por compartirlo. Besitossssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  36. Angie,
    es una noticia que no pasa desapercibida. Hay que tener un corazón de piedra para no emocionarse.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Sandra,
    Estoy completamente de acuerdo contigo. Una sonrisa de un niño vale mucho, y seguro que ese día los niños sonríen, para alegría de sus padres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Llevo un tiempo que me cuesta sacar ratitos para visitar a los amigos... En todo caso un placer volver por tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Siempre eres bienvenido, Antonio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias