jueves, 14 de febrero de 2013

Otra anécdota de S. Valentín



¿Recordáis aquella entrada en la que os contaba en tono de humor algunas anécdotas concernientes a este día TAN SEÑALADO  para algunos, pero tan CURSI  para otros?


Bueno, pues hoy os traigo otra anécdota que creo que merece estar en la selección.
Mi hijo, que está súper enamorado este año, no escatima en detalles y le ha encargado a su novia, como manda la tradición, un ramo, pero que seguro es el último modelo, que para eso ES JOVEN y  LO PAGAN SUS PADRES. 
Resulta que lo más “IN” en ramos de flores de S. Valentín, ahora mismo es que camufladas entre las flores naturales van una o dos flores de plástico pero muy bien conseguidas (SEGÚN CUENTA MI HIJO, QUE YO NO LO HE VISTO)  y con el ramo te dan una preciosa (TAMBIÉN SEGÚN SU OPINIÓN) tarjeta con esta frase:

“………………………………………………………………………………. HASTA QUE LA ÚLTIMA FLOR DE ESTE RAMO SE MARCHITE…”

En donde, como ya habréis podido adivinar, cada uno escribe lo que quiere en el espacio punteado. Por supuesto las flores de plástico no se marchitarán nunca, así que el ÉXITO DEL SORTILEGIO DE AMOR, está asegurado.
¿Lo sabíais?
No os puedo contar lo que ha escrito él. -Eso-  me dijo, es un secreto.

¡¡¡FELIZ S. VALENTÍN PARA LOS QUE LO CELEBRÉIS!!!

43 comentarios:

  1. Jaja,Montse, yo no entraba en el blog cuando publicaste la otra entrada. Me he reídooo un montonnn. ¡Qué punto la tarta con "el angelito"!
    Y lo de las flores es todo un invento.
    Gracias por compartirlo
    Teresa

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno!, no Montse, no conocía esa moda; pero todo sea por quienes disfruten con esa ilusión y ayudan a los comerciantes en la precaria economía...

    Feliz día con o sin el santo.
    BesOtes

    ResponderEliminar
  3. jajajajajajajjaja. Si es que, como siempre, la realidad supera a la ficción. Que no se diga que no hay imaginación y creatividad con eso del ramito y el "tesoro" (de plástico) que esconde.
    En fin, vivir para ver.
    Besos de luz, amiga.

    ResponderEliminar
  4. Lo del ramo con las flores artificiales y la leyenda son muy guais pero a mí lo que más me hubiese gustado es como rellenó tu hijo el punteado (uno que es así de curioso) que seguro que no estaba exento de belleza , .Puede decir tantas cosas bonitas un corazón enamorado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Jajajajajajaja!, lo que no inventen para vender...
    Pero me temo que ese sortilegio...

    ResponderEliminar
  6. Los tiempos van readaptando las costumbres... e introduciendo símbolos de eternidad dentro de lo perecedero...

    Feliz día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Si empezamos con trampas mal vamos eh!!!

    Jajajjajaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. jajaja, que bueno. La imaginación a flor del piel para que este día no decaiga. Estamos entretenidos con los hijos y a la vez disfrutamos con ellos!!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno pues mujer, por lo pronto he podido reirme bastante, estos chicos y sus cosas.

    Querida Montse, para poder ponerme al día contigo me va a ser difícil, he estado leyendo tus entradas anteriores, desde lágrimas que se ven y otras no tanto, y las demás y me alegra enormemente ver como florece tu musa, y eso es un muy hermoso regalo pues todo lo que nos compartes lleva sentimiento y vida, y es suficiente.

    Te dejo mi abrazo este y todos los días.

    ResponderEliminar
  10. Teresa,
    me alegro de que lo hayas disfrutado. La verdad es que seguro que todos tenemos anécdotas referentes a esta fecha. Si hubieras visto el angelito...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Oteaba, jeje, lo mejor de todo es que no le da ninguna vergüenza ir a comprar su ramo, y eso que cada año es para una niña distinta... Me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Alberto,
    ¿verdad que es todo un invento?Cuando lo contaba yo no podía creérmelo, pero sí, es verdad. Alguien avispado va a hacer su agosto con la idea.
    Me alegro que lo hayas disfrutado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Ay, André, que ya somos dos, pero me temo que eso no me lo va a contar. Pero mientras tanto podemos rellenar el punteado nosotros, a ver que se nos ocurre. Seguro que a tí alguna preciosidad...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tracy,
    mujer de poca fe!!
    Jaja, espero que no funcione. Tiene solo 18 añitos.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. IMpersonen,
    haces que tomen importancia las camufladas flores de plástico.
    Bellas palabras las tuyas.
    Un abrazo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  16. Toro,
    ¿Gracioso, verdad? Y el que lo haya inventado, todo un genio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. La casa encendida,
    La verdad es que su ilusión es nuestra ilusión y su ingenuidad nos hace quererlos más.
    Verlos felices nos da la felicidad.
    Un abrazo y gracias por volver.

    ResponderEliminar
  18. Alborada,
    me encanta repartir sonrisas.
    No te preocupes, saber que estás por aquí es todo un premio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Montse me ha gustado el detalle ese de las flores, seguramente quien lo ingenió es para sacar dinero, pero para los muchachos toda una ilusión.
    Ver felices a los hij
    os, es mejor que estar feliz uno.

    Un abrazo con amor

    ResponderEliminar



  20. jaja!!! pobre Carlillos!!!!
    Besos Angie

    ResponderEliminar
  21. Relti, buenísima y productiva.
    Gracias por tu visita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Sergio, cualquier cosa que mueva nustra precaria economía sea bienvenida. Hay que avivar el marketing para que la economía remonte. Iniciativas como esta, qué vengan a montones!
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Angie,
    ¿¿¿Pobre???
    ¿Tú a su edad imaginabas siquiera lo que él puede hacer?
    Yo ni por asomo
    Lo que son es afortunados.
    Un besote

    ResponderEliminar
  24. ¡Qué ingenioso! Es un recurso de lo más imaginativo, y tiene la ventaja de que las dos flores de lástico (que además representan a los dos integrantes de la pareja de enamorados) se quedan como detalle que seguro, seguro, gusta mirar.
    Si es que el romanticismo no se perderá nuca en los jóvenes...¡Ay!
    Un besico

    ResponderEliminar
  25. ¿Has visto Rosa?
    En nuestros tiempos no había cosas así. Eramos más tontorrones.
    La verdad es que a mí donde esté una orquidea...
    Tengo la foto del ramo y no se notaba nada el intrusismo del plástico. Puedo asegurártelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Pues no tenía ni idea Montse, pero no es mala idea lo de la flor de plástico... esa no se marchita nunca. Aunque la verdad, yo prefiero el ramo tradicional, es el que me gusta regalar. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Pepe, pero lo mejor es que esa flor de plástico no se ve. Va escondida entre las naturales para que pase desapercibida.
    jeje
    Inventos de hoy en día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Jajajaj....lo que inventan por vender.... particularmente, no me gustan las flores de plástico porque pienso que ya están marchitas según las coges. La idea es buena pero un poco cutrecilla. Yo prefiero un ramo que pueda secarse boca abajo y quedármelas para siempre, casi vivas, casi como el primer día...

    Un beso para tu hijo enamorado y para su novia (que ahora tendrá que guardar las de plástico mientras dure el amor...) y ¡ójala que les dure siempre!. Besos Montse.

    ResponderEliminar
  29. Jaja, no sé qué decirte, Laura, con 18 años no creo que les dure siempre... Tendrá que vivir primero!!
    Yo siempre preferí una maceta. Dura más. ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Madre mía!! qué desfasada estoy yo!! (o eso o es que hace mucho que no me regalan flores :( porque a mi me dan un ramo y me veo una flor de plástico y soy capaz de poner a parir a la floristeria... jajajaja... ay madre! me tengo que "reciclar" en algunas cosas...

    Un besote y muy buen finde!

    ResponderEliminar
  31. Me pregunto yo, no se quedaría muy mosca la novia, deduciendo que su amor iba a durar lo que esas flores, aunque luego el detalle es para derretirse de amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Qué ingenio. Me imagino todas las flores caídas menos una bien tiesa.
    je je deben tardar un poco en darse cuenta. Pero es muy efectivo y divertido.
    Luzapacible

    ResponderEliminar
  33. Ya conocía de la estrategia Mon, lo había leído en Facebook, pero igual me sigue pareciendo linda. ¿Quién te iba a decir que te verías tan pronto solventando para la nuera? A mí me parece que Carlos aún es chico, en cualquier momento se viene la peque jiji.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Pués tiene gracia Montse,
    mucho aprendemos de nuestros hijos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  35. BUENAS MADRUGADAS AMIG@MI@ ,
    ME HE COLADO EN TU BLOG
    ¿ me das posada ?
    LO HE REPASADO UN POCO, NO ME HA DADO TIEMPO DE MAS...
    LO DE SAN VALENTIN, TIENE GRACIA O DE LAS FLORES DE PLASTICO...
    ES UN VERDADERTO COMERCIO ¿ nO ?

    OTRO DIA VERÉ ALGO MAS ...
    CONCHITA SANCHEZ LORENTE, ES MI BLOG POR SI ALGUN DIA TE QUIERES
    PASAR . YA TIENES MI PERMISO...
    SALUDOS,

    ResponderEliminar
  36. que curiosos Montse¡ no habia oido nada semejante, desde luego siempre hay gente que se le ocurren cosas curiosas como esta. Desde luego...la niña al recibirlo y ver la tarjeta pensaria..buf...me aqueda una semana¡ jajaja...esta bien..el susto.
    me alegro tu visita al blog, te doy las gracias desde aqui, hacia mucho tiempo que no entraba en los blogs.
    espero verte con mas frecuencia. Un abrazo¡ y muchas gracias por tu cariñoso comentario

    ResponderEliminar
  37. Alma, pues ya lo sabes, es lo más "in" del momento. Ahora tendremos que exigir esa flor de plástico para comprobar la verdad sobre el amor del que nos regala las flores, jaja.
    Un besote
    ----------
    Mar, pues la verdad es que no lo sé. Pero la gracias está en el momento en el que descubres que hay una flor que durará siempre. Jeje. ( Mi hijo tiene 18, no creo yo que la flor de plástico...)
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Fran, yo creo que está muy bien pensado. Un año le regalaron a mi hija un ramo con unas varetas de perlitas que aún guarda en su habitación. Quizás así, el mayor "pero" que tienen los ramos de flores, su poca duración, se vea solventado.
    Un saludo y gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  39. Vivian, ¿Sí? ¿Lo conocías? Pues para mí ha sido toda una sorpresa.
    ... No me hables, que esto está durando demasiado. Jaja. A ver si hablamos y te cuento.
    Besoss

    ResponderEliminar
  40. Marisa,
    Sí, tiene verdadera gracia. Es una idea que me parece genial, todo sea dicho de paso...
    Besos
    ------
    Conchita
    Bienvenida, y por supuesto que me pasaré por el tuyo. Nos "vemos" ya mismo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  41. Mercedes,
    me alegro de haber compartido algo curioso contigo. La verdad es que es un puntazo y lo veo incluso positivo. Para algo tan efímero como un ramo de flores, cualquier alargarle la vida es bienvenido.
    Me encanta ver tus pinturas, amiga.
    Un besote

    ResponderEliminar
  42. Ya no saben qué inventar. Hace tanto tiempo que no me regalan flores, que ni lo sabía. Espero que a la chica en cuestión le haya gustado el ramo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias