viernes, 5 de abril de 2013

Otro corazón herido...



Hacía frío en el exterior, y una fina capa de escarcha se había formado sobre los cristales.



Dibujó un corazón con su dedo índice sobre el vaho que cubría, cual tul de seda, el cristal de la ventana. Lo había imaginado perenne, imperecedero, pero a los pocos segundos comenzaron a resbalar por la fría superficie,  tristes gotas que dejaban a su paso un fino hilillo mojado, que hería de muerte al bonito corazón.



Después siguió un nuevo intento, con el mismo resultado, y otro más, que incluso se deshizo  aún más rápido.



Me pregunto cuánto puede durar un corazón,  dibujado sobre la escarcha del cristal…

46 comentarios:

  1. De nuevo una imagen inspira mis palabras...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Cuando joven me gustaba pintar corazones en cualquier lado... Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Montse algunos corazones, como esos que en la juventud se graban en la corteza de los árboles son más duraderos, los del cristal son actos reflejos de esa persona en la que pensamos.

    Me ha gustado tu entrada, sencilla y con deseos de que perdure en el cristal.

    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Solo mientras dure la escarcha, besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Cuántos corazones habré dibujado en mi adolescencia con el vaho del espejo! y también en una hoja en blanca ¡ni te imaginas!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. siempre podemos dibujar uno nuevo
    besos <3

    ResponderEliminar
  7. Yo he sido muya afortunada porque la suerte hizo que se me cruzara hace mucho tiempo mi marido y estoy segura que él será mi corazón de por vida.

    Por lo tanto nunca he tenido el corazón herido. Dejo que me hieran personas de mi entorno que supongo que no tienen derecho a hacerlo y que yo las dejo. A ver si aprendo a ser fuerte.

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Yo he sido muya afortunada porque la suerte hizo que se me cruzara hace mucho tiempo mi marido y estoy segura que él será mi corazón de por vida.

    Por lo tanto nunca he tenido el corazón herido. Dejo que me hieran personas de mi entorno que supongo que no tienen derecho a hacerlo y que yo las dejo. A ver si aprendo a ser fuerte.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Tal como la vida misma...
    Me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Te has expresado muy tiernamente!,
    y tu interrogante muy reflexiva, Realmente que siempre anhelamos ver ese corazòn acariciàndonos aunque se derrita la escarcha....
    Deseamos que perdure nuestro sentir infinito, es la calefacciòn del alma!.

    Un fuerte abrazo Montserrar
    con toco cariño!

    ResponderEliminar
  11. Ligia, no habré pintado yo corazones en la arena...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Sauda, lo tenía escrito por ahí. Se ve que algún día dibuje un corazón sobre el cristal empañado y plasmé la experiencia, pero no había visto la luz.
    Un secreto. A mí también me gusta. Acaba uno con ganas de llevarlo a cabo, ¿Verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Amapola
    eso sí es cierto, pero la experiencia es la misma...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Relthi.
    LLevaba tiempo durmiendo en los rincones del PC
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. María,
    y cuando el vaho vuelve, si no has limpiado el espejo, el corazón vuelve. ¿Te fijaste?
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pilar, creo que cuando lo dibujamos, todos pensamos que ese corazón durará siempre, pero a veces nuestros cálculos fallan y el corazón se empieza a deshacer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Toro,
    Gracias, no eres sencillo de satisfacer.
    No te lo tomes a mal, sino como un piropo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  18. Francisco.
    Quizás porque lo que reflejo es tan sencillo como lo escrito. Todos lo entendemos. ¿Quién no ha dibujado alguna vez un corazón sobre el húmedo cristal?
    ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Cuando las imágenes inspiran historias me parece un proceso de lo más creativo.

    ¿Cuántos corazones hemos dibujado en los cristales del coche empañado? ¿y cuando se van y de repente al secarse ...vuelven...? ¡ay! yo creo que duran hasta que sencillamente les pasamos el limpiacristales y volvemos a empezar. ¡Como la vida misma!

    Un beso muy agradecido por estar siempre atenta a mis palabras. Feliz sábado y domingo!!

    ResponderEliminar
  20. Laura, en el espejo del baño después de la ducha, en la ventana del coche en invierno, en el retrovisor de fuera cuando hace frío... Es una imagen tan romántica como bonita ¿Verdad?
    Te he enviado al Face una cosilla por si estás interesada.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. BUENAS NOCHES AMIGA MIA,
    CASI TODO EL MUNDO HEMOS PINTADO CORAZONES EN CUALQUIER PARTE,,,
    YO LO SIGO HACIENDO MUCHO. EN LA ARENA ¡ MUCHISIMO ! PERO TAMBIEN DURAN NADA POR QUE LLEGA UNA OLA Y
    ¡ ZAS ! SE LO LLEVA DE MOMENTO,
    LO IMPORTANTE ES QUE EL NUESTRO
    SEA POR SIEMPRE DURADERO Y HUMANO...
    UN ABRAZO, CONHITA

    ResponderEliminar
  22. valoro mucho lo que haces un gran beso

    ResponderEliminar
  23. Corazones heridos, ufff ! Quien no lo ha dibujado?
    Besos :))

    ResponderEliminar
  24. Evolucionamos como la escarcha del cristal...algun@, incluso derretido en gotasresbaladizas, sigue al cortejo fúnebre de lo que una vez fué un corazón.

    Un besOte grande, amiga!!!!

    ResponderEliminar
  25. Corazones como el eco de sus latidos que desaparecen para renacer con otros boom, boom!!!

    Entrañable y poético.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Conchita, qué bonito comentario. Me encanta dibujarlos sobre todo en papel, en donde sé que durarán más...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Gaby, yo hubo una temporada que los dibujaba con su flecha clavada y mira tú que el significado no era de herido, sino de enamorado.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Oteaba, sigo pensando que me quedo con los corazones como símbolo del amor y no del desamor.
    Positivismo al poder!!
    besos

    ResponderEliminar
  29. Mar,
    gracias. La verdad es que es una imagen que todos hemos observado alguna vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. En estos casos, más vale dibujarlo en cemento, ahí sí que se queda jj

    ResponderEliminar
  31. Corazón sobre el cristal
    termina desdibujado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Amiga:
    Quizás se pueda borrar este corazón y pintar uno nuevo. En otro sitio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Bonitas letras y linda imagen.

    Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  34. Alfonso,
    no serías el primero que lo hace.
    Jaja!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Cierto, Marisa.
    Lo bueno es que se va para volver...
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Celia,
    Pero esta vez con tinta sobre un papel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Gracias, José Ramón.
    Bienvenido a mi rincón.
    Te devolveré la visita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Yo también me lo pregunto, pero suelen ser tan persistentes...


    Un abrazo, Montse

    ResponderEliminar
  39. Si les dejamos, Alborada.
    Un poco de vaho, un corazón dibujado y cada vez que queramos ahí estará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Yo los he dibujado muchas veces, incluso en el cristal del baño cuando me duchaba, ahora, me empezaron a gustar más cuando podía atravesarlos con una flecha y dos nombres en sus extremos
    ¡Jaja, Qué tontos éramos!
    Teresa

    ResponderEliminar
  41. Teresa, tontos no, enamorados, y cualquier cosilla nos llevaba a pensar en el otro y si no, quien esté libre de pecado... Jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  42. ¿Y porqué dibujar un corazón en escarcha? Porqué a veces nos empeñamos en mantener una ilusión que no es más que humo. A veces es mejor poner los pies en la tierra e intentar dibujar nuestro corazón allí donde sepamos que podemos dejar huella.

    Un beso. ;)

    ResponderEliminar
  43. El observar como se derrite y va dejando hilillos de agua mientras pierde la forma, tiene su encanto. Además siempre podremos dibujar otro y repetir el proceso... Nunca dibujé uno ni en cemento, por su falta de romanticismo, ni en un árbol, porque es herir a algo que me fascina. Puede que haya dejado alguna huella en un banco, pero no lo recuerdo...
    Besos

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias