miércoles, 1 de mayo de 2013

Ausencia


La gente decía que estaba ausente. Había caído en una profunda catarsis que le impedía convivir con y en su entorno. ¿Qué era lo que había sucedido?
... Y recordó cuando paseaban cogidos de la mano o cuando él le pasaba su brazo sobre sus hombros...
Hoy ni siquiera pasean juntos…
… Y disfrutó en el recuerdo del cariño de aquellos besos y abrazos en el momento más insospechado, y tantos “te quiero” cuando menos lo esperaba; pero lo sintió tan lejano…
Hoy simples añoranzas…
… Y volvió a sentir la alegría de tantas escapadas no planeadas, y revivió las cenas en pareja, incluso las miradas de complicidad  que ahora apenas existían.
Hoy tan lejos en el tiempo…
Fue entonces cuando decidió vivir en el pasado. Vivir de recuerdos. Disfrutar de todo aquello de nuevo. Y se ausentó  voluntariamente de su propia  vida…

36 comentarios:

  1. No sé qué será mejor, si vivir en el pasado por muy bueno que haya sido o vivir el presente no tan halagüeño... De todas formas, buen relato. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pues es eso lo que no se debe hacer, hay que vivir el presente.

    ResponderEliminar
  3. Así aprendí yo a ser feliz y hacer una eternidad de los bellos momentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ligia,
    aprovechar los recuerdos y vivir en cierta manera dos veces creo que es algo alo que no nos podemos negar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Tracy,
    cuando duele, asusta y oprime, los recuerdos son un buen escape a nuestro alcance.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. André,
    me uno a tu filosofía. Desaprovechar los recuerdos no tiene perdón, lo difícil es darse cuenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es que con los años la vida se vuelve gris.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Toro,
    me gusta el gris. Sigue siendo un color hermoso pese a su fama...

    ResponderEliminar
  9. Vivir en el pasado es un error,eso aprendí,mejor guardar los recuerdos buenos en un lugar especial y seguir adelante.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Que doloroso! ¿Porqué seremos así las personas, porqué no sabremos disfrutar la vida, alas personas que tenemos y los momentos? Nos complicamos la vida, cuando si quisiéramos, sdería tan fácil.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  11. Es muy triste tu entrada.
    Pienso que debe volver a empezar y volcar esos sentimientos en otras aficiones, olvidar, nunca ofuscarse en un pasado tan triste.
    La vida nos regala un día lleno de amor en cada despertar.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Cuando la vida nos muestra toda su dureza es cuando nos refugiamos en aquél ayer que nos dio momentos de felicidad, es un arma de autodefensa.

    Besos,

    ResponderEliminar
  13. No ,a mi no me parece triste,ya que todos tuviéramos la capacidad de "ausentarnos" y poder abstraernos con buenos recuerdos del pasado,me parece reconfortante.En algunas ocasiones,nos sentimos solas o en poca consideración ,y no pensamos que la persona en cuestión este atendiendo a otra persona cercana,mas débil que nosotros y con mas necesidad .La capacidad de dar aunque infinita,a veces puede resultar agotadora,y no llega a cubrir todas las necesidades.Si nos acostumbráramos a no esperar nada de nadie incluido familiares,lo que nos ofrecieran seria un regalo.

    ResponderEliminar
  14. En ocasiones la vida es tan pinche que deseas vivir sólo de los buenos momentos, aunque eso no es vivir, sólo quimeras.

    Un abrazo con amor

    ResponderEliminar
  15. Es la vida y la vida se vive a como mejor se pueda... saludos en la distancia, Rodisi

    ResponderEliminar
  16. Hoy más que nunca entiendo esa última reflexión, Montse: vivir en el pasado... Quizá es porque sólo recordamos los buenos momentos, pero ójala pudiéramos a veces volver atrás, desandar lo andado y tomar otro rumbo.

    Un abrazo, y otro, y otro abrazo. Por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar



  17. Buenas frase.....será por eso que cada vez soy mas autista.......
    Besos mil
    Angie

    ResponderEliminar
  18. Paraiso,
    Yo creo que más que error es una necesidad de nuestras almas de recuperar de alguna manera momentos especiales ya pasados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. La casa,
    Somos animales racionales, amiga, y de ahí las complicaciones. Si fueramos más sencillos, estaríamos dentro de otro tipo de seres. Las preocupaciones nos hacen crecer como personas, amiga. Tienen su lado bueno, pese a todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Rosario, más que triste, profunda. Cuando una persona decide no vivir hacia delante, es que su astío no tiene medida. Creemé, amiga. Hay momentos en los que más de uno se apuntaría a vivir sólo de recuerdos...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Saudades,
    totalmente de acuerdo contigo. Tenemos que dar gracias por disponer de ella...
    Besos

    ResponderEliminar
  22. La malquerida,
    pues aunque cueste reconocerlo, hay muchos que lo prefieren. Yo creo que alguna vez lo hemos deseado todos...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Anónimo,
    Me encantaría saber quién eres. Tus palabras denotan bondad y generosidad. Yo tampoco creo que mirar hacia atrás y añorar lo que ya no es sea triste, sino un regalo del cielo para de algún modo volver a revivir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Mariluz
    jaja, pues no nos hemos copiado. ¿Verdad?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  25. Sergio, estoy de acuerdo de que no se llega a vivir plenamente, pero si se disfruta, y eso ya es bastante importante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Rodisi,
    palabras que nacen de un corazón con la vista puesta atrás... Gracias por estar ahí.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Carlos,
    yo lo tengo tan claro... Sé que no podemos hacerlo, pero al menos aprovecharemos la pequeña oportunidad que nos brindan los recuerdos, para volver a revivir...
    Besos, amigo.

    ResponderEliminar
  28. Angie,
    Gracias a Dios tenemos esas posibilidades de elegir el abstraernos, mirar hacia atrás, revivir recuerdos... No todo iba a ser malo. Me alegro de que ayer nos "tropezáramos".
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Quizás como dicen por ahí, los recuerdos sean un cobijo cuando la vida no nos sonríe del todo. Me gustó, y no lo encuentro triste.
    Un besote
    Teresa

    ResponderEliminar
  30. Preciosa frase Tere.
    Me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Hay cosas del pasado que duelen, pero como la palabra lo dice (pasado) deben quedar atrás, aunque existe una forma de ausentarse del mundo que llega a ser placentera, el silencio. A veces la vida se acumula, nos envuelve en un atolladero cotidiano que se asemeja al de los autos en una esquina sin semáforo, ahí es mejor huir y esperar la calma para volver a transitar esa calle. No sé, no sé Mon.
    ¿Cómo va el mundo en imágenes?
    Besos

    ResponderEliminar
  32. ...tantas escapadas no planeadas...me gusta...un abrazo desde Murcia

    ResponderEliminar
  33. Vivian, temo al silencio. Es cuando más fuerte escucho lo que no quiero escuchar, tus camisetas vacías o en este caso las mías, me persiguen, y en el silencio chillan y me asusto.
    Todos tenemos fantasmas de los que no podemos escondernos.
    ¡Jaja, sigo esperando la funda! Por ahora le he dado poco juego.

    ResponderEliminar
  34. Va otro desde Almería, Alp.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias