domingo, 16 de mayo de 2010

Saltando a la piscina


Me gusta sentir el placer de saber que lo que hago está bien, que lo que he hecho ha sido lo correcto. La duda al principio me asalta, pero cuando veo los resultados, ya segura de que la elección fue la correcta, el orgullo me atrapa, y disfruto el momento.

Soy de los que, si creo que tengo que hacerlo, salto a la piscina sin mirar si está llena y, eso a veces es peligroso. Pero, si soy así no se me puede pedir que rumie las indecisiones una y otra vez, que el tiempo pase, y que sea tarde cuando al fin tome mi decisión…

Este fin de semana me lancé dos veces a la piscina. La primera, por suerte estaba llena de agua, no muy fría y, salí a nado feliz de haberlo hecho.

La segunda, y más importante…

Está aún por ver.


41 comentarios:

  1. jaja, pues que tengas suerte, yo por si las moscas , siempre miro, y no salto, me meto :-P

    ResponderEliminar
  2. exitos pues en los resultados...
    yo este finde me he lanzado con todo a la piscina,y pfff no tenia nadita de agua,luego olvide que estamos entrando en invierno ....
    ahora sanando las heridas del costalazo no mas .....

    saluditos

    ResponderEliminar
  3. Alfonso, yo a impulsos, tú todo sensato...
    jaja
    Un abrazo
    --------
    lili,
    lo siento amiga. Pero si eres como yo, en cuatro días, cuando las heridas sanes, estarás saltando de nuevo.
    ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Te deseo suerte en esa 2ª vez. Ya nos contarás...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho el nuevo look del blog, se vé que estás renovándote Montse.

    Hay que disfrutar de cada momento, pero te cuidado con saltar a la piscina sin mirar si está llena, puede ser peligroso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Alma,
    Gracias, pero la cosa va para largoooo....
    Y sí, os contaré. Prometido.
    Besos
    -------
    María,
    jaja
    gracias!!
    Es el tercer cambio en 4 días. Por fín este me gusta.
    ;)
    Lo del salto...
    ¿qué te digo, si ya no hay vuelta atras´?
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Al toro por los cuernos, como suelen decir por ahí.

    Mas vale lanzarse a la piscina eso te mantendra viva, pues el que solo busca certezas se va muriendo mas rapido cada día.

    Por otra parte FELICIDADES Montse por la nueva imagen de tu blog, me gusta muchisimo mas que la anterior, la veo con esos colores naranjas que le dan mucha VIDA Y ENERGÍA.

    ResponderEliminar
  8. Hay una cancion de Rosana que dice ''Magia es probar a saltar sin mirar, es caer y volver a empezar'' La mayoría de las decisiones se toman con los ojos vendados, y el resto con la vista nublada. Nadie puede ver el futuro en todo momento.
    ¡Un abrazo y mucha suerte con el salto!

    ResponderEliminar
  9. Iba yo a ponerte la letra de una canción de Rosana, pero se me ha adelantado Criatura Onírica jaja

    Yo soy de las que miran muy de lejos por si acaso, y a veces creo que está llena y está vacía, otras, por suerte, al contrario :)
    Aunque, no niego que muchas veces me tiro sin mirar :P

    ¡¡Un beso!!

    pdt: me gusta la nueva apariencia de tu blog, viene bien cambiar de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  10. ainssss... yo también soy de saltos. Uffff... con agua, y sin ella... a veces.

    Pero siempre hay un amigo cerca que nos repone del sopapo. Así que... salta!!!

    No tiene precio.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  11. Me tienes intrigada.

    Un beso y al agua.

    ResponderEliminar
  12. Lo mejor es saltar con flotador...por si las moscas

    ResponderEliminar
  13. Muy acertada la canción de Rosana y es que para lanzarte a la piscina esté fría o calentita, hay que estar muy segura de que lleva el agua suficiente para que no nos demos un coscorron jeje.
    Besitos Montse y suerte con tu impulso. :-)

    ResponderEliminar
  14. Yo suelo decir que quien no se embarca no se marea...hay que tirarse...un abrazo y me alegro...

    ResponderEliminar
  15. Ricardo,
    mil gracias por tus palabras tanto en un sentido como en el otro.
    Cammbié el fondo y los colores 4 veces hasta dar con el que me gustaba, y tienes razón, este es más alegre.
    Del salto, ya dije bastante ;)
    Un abrazo
    -------
    C.O.
    Escucharé la canción, me dejaste intrigada, pues la verdad es que es super oportuna.
    Gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Cristina,
    jaja, ya le dije a Criatura que la escucharé. Estoy intrigadísima.
    Y sobre tus saltos...
    A mí no me ha ido mal ;)
    jaja
    Gracias por los piropos.
    Besos
    -----
    Ana, creo que todos saltamos alguna vez meditando, pero en mi caso no es lo normal. Me dejo llevar por el primer impluso y a veces luego tengo que arrepentirme, ya sin remedio, pero no tengo paciencia como dije, para rumiar mis indecisiones.
    Y me fue bastante bien ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. amapola,
    jaja, todo se andará. A día de hoy no me arreepiento de mi salto, pero las consecuencias tardarán en aflorar.
    Un abrazo
    --------
    Alijodos,
    qué razón tienes. Y la liebre atraparla cuando salta que si no se nos escapa.
    Gracias y abrazos a la par ;)

    ResponderEliminar
  18. Carla,
    Pues yo esta vez me olvidé ;)
    jaja.
    Un abrazo
    -------
    Darilea,
    Esa canción me tiene intrigada.
    Luego la busco.
    jaja,
    Gracias y...
    besos

    ResponderEliminar
  19. Pues yo no me lo pensaría dos veces. Primero me meto y luego me tiro las veces que sean necesaria. A mi es que el AGUA me gusta tanto que cada día me creo ser hombre de agua...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. A mí me cuesta trabajo lanzarme a la piscina, entre otras cosas porque no tengo.
    Si hablamos en sentido figurado, también tengo problemas, que, afortunadamente, con el tiempo, vamos arreglando.
    Y mientras tanto, vamos la vida pasando.
    Un beso
    Rampy

    ResponderEliminar
  21. A mí las indecisiones me matan, si me regodeo en ellas no saco nada bueno. Me alegro que te tiraras, y la segunda vez... saldrá bien también, seguroooo!
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. Miguel Angel,
    jaja, pues ten cuidado, que te pueden salir escamas.
    ;)
    Un abrazo
    -------
    Rampy,
    por supuesto el sentido es figurado, se trata de afrontar de una u otra forma una situación para la que se plantean varias actitudes y al elegir, rápido y sin dudar mucho como actuar, te lanzas al agua...

    Como digo, tuve que hacerlo por dos veces y aún espero las consecuencias de una de ellas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Latris,
    tú como yo, primer impulso y al agua. Ya veremos si nos damos de bruces contra el suelo o por el contrario si salimos nadando ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Saldrás a flote, estoy segura. Yo también me lanzó confiando en el instinto, pocas veces me ha fallado y no compensa esperar a que ya no sea momento.

    Totalmente de acuerdo con la entrada anterior, yo exijo un si o un no, calro, sino malo...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  25. María Jesús,
    De acuerdo en las dos situaciones.
    Almas "casi" gemelas.
    jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Procuremos no errar en la intencion, al menos. Eso es lo importante.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  27. Procuremos, amigo Cornelivs, que al menos eso esté claro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Es bueno tener cierto apasionamiento por las cosas (o un mucho) pero cuando nos apasionamos por algo nos pasa como cuando nos enamoramos, que no vemos, ni nos importa, si la piscina está llena o vacía, si fría o tibia... y eso, querida Montse, es peligroso...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Miguel,
    lo sé, pero cuando lo que te mueve son razones de peso, el dudar no lo admito.
    El tiempo a veces, es oro, y esta vez jugaba en contra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Que sea un salto provechoso. Ya nos contarás. Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Lo haré, pero no tengais prisa, la cosa va despacio...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Aunque a veces son duras las decisiones a tomar porque nos asaltan las dudas,también
    es necesario tirarse a la piscina
    si creemos que es necesario,
    la mayoría de esos saltos salen bien.

    Un fuerte abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  33. Yo también lo creo Marisa,
    Si nos demoramos, podemos perder el tren, y eso traerá peores consecuencias que el batacazo ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Hola Monset… aquí te dejo un impulso para que nada se detenga y todo continúe en el sentido deseado: ¡quien se siente al timón de su nave siempre llega a buen puerto!…va un cordial saludo en la distancia… Rodisi

    ResponderEliminar
  35. Rodisi
    Recibido tu saludo y las buenas vibraciones que me transmites en la distancia
    Otro de vuelta

    ResponderEliminar
  36. ¿Soy de los que...?, Montse... Jejeje...

    Es tremendamente difícil saber cuando es nuestro corazón y cuando nuestra cabeza quien debe tomar una decisión. Yo suelo decir que es el alma la que debe inspirar nuestras acciones y la mente la encargada de ejecutarlas. En cualquier caso, complicado. Como todo.

    ¿Cómo fue esa segunda zambullida?

    Besos. ;-)

    ResponderEliminar
  37. CReo Carlos, y no te ofendas, que tú eres de los que mira antes si la piscina está en condiciones.
    Al menos esa es la impresión que a mí, que te conozco de lo que te conozco, me das.
    Por eso de vez en cuando recurro a tí en busca de consejo.
    Te creo sensato.
    ;)
    La segunda zambullida está en el aire aún y va para largo.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Mis coscorrones y cicatrices contradicen tu teoría Montse, aunque algo he aprendido con la edad, digo con los golpes...

    ¿Caiste ya?

    ResponderEliminar
  39. CArlos,
    No, sin consecuencias VISIBLES AÚN.
    Te contaré, no temas.
    Y de mi confusión... prefiero seguir creyendo que tengo razón, que si no me quedo sin mi "tabla de salvación"
    Besos

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias