sábado, 9 de junio de 2012

Romanza de sirena enamorada


Miraba al mar suspirando
suspiros de melancolía.
La mar curiosa escuchaba,
hablarle ella quería.
Lanzaba sus fieras olas,
encaje blanco en la orilla,
más la absorta sirenita,
sobre las rocas sufría.
-Mi cola de pez me empuja,
hacia ti, mar bravía,
pero humana yo me siento
y quisiera poder amar
a un pescador hermoso
que no cesa de cantar:
blanca espuma, triste barca,
decidme por piedad,
la sirenita de mis sueños,
mi amada, ¿dónde está?

Un amor imposible,
un encuentro sin final,
dos almas que penan
una en tierra, la otra en la mar…

50 comentarios:

  1. Montse precioso canto de amor el que nos dejas, ojalá la sirena y el pescador se encuentren un día a la orilla de ese mar.

    Un beso a una gran poeta.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Saudades. La verdad es que es todo un cuento que suena a poesía.
    Jaja, o al menos se intenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Delicioso cuento de amor entre la sirena y el pescador. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Que bonita poesía,
    adoro las sirenas, el mar, los pescadores, la poesia,
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Qué belleza este poema, triste y melancólico, pero hermoso!!!
    Un abrazo amiga :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay si cogiera esta poesía la sirenita de Copenhague!

    ResponderEliminar
  7. pobre sirenita.. no pasa de moda, siempre esta ahi con su amor en espera.
    preciosa poesia, como siempre que viene de ti. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tu poema merece el mío.

    SIRENA.
    Te has ido como una sirena/
    entre olas incrédulas/
    sumergida en tu mar/
    más allá de mi horizonte/
    y ahora que me hiere el viento/
    llevándose tu estela/
    ahora que el sol me esquiva/
    y me atraviesa la niebla/
    ahora que me arranqué el corazón/
    a zarpazos de tristeza/
    ahora quiero que sepas/
    que me falta el aire/
    en cada suspiro de tu ausencia/
    que cambíé mi sonrisa/
    por una máscara agrietada/
    y que me siguen doliendo/
    igual que siempre/
    tus lágrimas azules.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga, quien no ha cantado así en la vida real en un mundo lleno de ilusiones… El poema es hermoso, inyecta esperanza al apasionado. Un saludo en la distancia, Rodisi

    ResponderEliminar
  10. Gracias Ligia,
    Abrazos para tí también.
    .......
    Mil graciasa tí, Pury, me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Sindel,
    celebro que te guste. La melancolía es buena amiga de los poetas...
    Un abrazo
    .........
    Tracy,
    quizás no esté tan lejos esta historia de la realidad de su existencia. ¿Quién sabe?
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  12. Mil gracias, Mercedes. ¿Pintaste alguna vez una sirena? Tiene que ser bello, porque todo lo que las rodea lo es...
    Un abrazo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  13. Toro,
    MIL GRACIAS. Siempre me quejo de que nadie me regaló nunca un poema. Compartirlo conmigo, es todo un detalle que te agradezco de corazón.
    Es precioso.
    ¿Qué tendrán las sirenas que siempre sufren del mal de amores?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Antonio.
    Feliz domingo a tí también.
    Abrazos
    .-------
    Rodisi,
    Todos tenemos imposibles por los que suspiramos y penamos. Quizás la sirenita no haya hecho nada más que recordárnoslo.
    Gracias por tu bello comentario.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Todos somos un poco sirenas: ni de aquí, ni de allá; algo de realismo y algo de fantasía; con ese profundo inconformismo que no nos deja ver las estrellas por no ver el sol...

    Un abrazo de sirena ( o dos).

    ResponderEliminar
  16. Un bello cuento hecho poesía, Montse, lo has bordado con tus versos, me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Joaquín, bienvenido y gracias por tus palabras. Sí, hay mucho en ese mar...
    Un abrazo
    .........
    Kayla,
    Dentro de cada uno hay un algo de sirena que nos lleva a la duda, al descontento, puede que al error. Lo bueno es descubrirlo a tiempo.
    Abrazos, amiga

    ResponderEliminar
  18. Gracias Maria, celebro que te haya gustado esta pequeña historia que podría ser la de cualquiera...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Siempre tuve la imagen de la sirenita de Andersen, cuando leí el cuento, antes de verlas en películas.
    Pero de mayor, cuando empecé a leer mitología, vi que las sirenas también tenían algo de negativo, como con sus cantos intentaban extraviar a los navegantes.
    Dicen que cuando mueren se convierten en espuma de mar.
    Es bonito ver cómo la imaginación humana ha creado seres semihumanos, la sirena que por cierto no tiene ninguna constelación, qué raro, en el cielo, y otro muy importante: el centauro.
    Hemos coincidido en hablar de mitos en nuestros blogs... jeje abrazosssss , me encantó ese poema. Cada vez que escribes, parece que lo hace una niña, señal de que vive en ti todavía, y eso es una cosa muy grande!!!!
    buena semana!

    ResponderEliminar
  20. Alfonso, jaja, sí, hay una niña en mí, pero no se lo digas a nadie, que no me tomarán en serio.
    A mí la figura de las sirenas también me llamó la atención desde siempre. Aún cuando sé que su misión era atraer con sus cantos a los pobres navegantes, tienen un algo misterioso que me gusta.
    Incluso disfruto mirando imágenes de sirenas, simplemente por hobby.
    ¿Viste esta qué bonita?

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  21. i fell you wamth and emotion with every word you write. i like to give recongnition to this magneficent write that bares this sound and be in letters kisses

    ResponderEliminar
  22. Charles,
    feelings are beyond languages. They reach everywhere .
    Thanks for your kind words.
    xxx

    ResponderEliminar
  23. Mucha, mil gracias y... Gracias de nuevo, jeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
  24. Ya veo que tienes tiempo para la poesía... Yo... Cero inspiración, ni prosa ni poesía. Besos

    ResponderEliminar
  25. Precisamente tener, tener... No ando sobrada, pero lo araño de aquí y allá.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. A mí también me llaman la atención las sirenas. Es más, cuando miro al mar pienso que alguna vez aparecerá una. Jaja.
    Me encantó.
    Un besote, Teresa

    ResponderEliminar
  27. Teresa, amiga, a veces esperanzas como esas nos hacen seguir caminando.
    Encontrarás tu sirena, seguro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Montse, que te puedo decir sobre éste poema, creo que como la sirenita que no quiere marchar. No quieras tu marchar a la prosa, quedaté en poesía. Como suelo decir cuando un poema me gusta ¡profundos y delicados versos!
    Un abrazo querida amiga.

    Pablo Grados (http://carpintel.blogspot.com.es/)

    ResponderEliminar
  29. No es tan sencillo, Pablo. Ojalá cada día que me siento a escribir surgieran palabras que "cantaran", pero lo normal es que surjan sentimientos o historias que no se dejan atar a un determinado ritmo.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Tienen los dos un sueño
    donde poderse amar.

    Un bello romance

    Besos

    ResponderEliminar
  31. is an honor to tead you kisses

    ResponderEliminar
  32. Marisa,
    y tantas veces la vida es sueño... La esperanza en que se torne realidad, empuja a seguir viviendo.
    Abrazos, amiga.
    --------
    Charles,
    thanks!
    XXX

    ResponderEliminar
  33. A mí no se me dan bien las romanzas, pero tu has hecho una bien hermosa. Te felicito.

    Un beso.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  34. Gracias, Mercedes. Desde siempre me gustaron las manifestaciones de la poesía popular. esa que se transmitía de padres a hijos y a viva voz. ¿Quizás esto sea una secuela de esos gustos?
    Abrazos
    Montse

    ResponderEliminar
  35. como la vida misma.....no solo en los cuentos de sirenas.....
    muaaaaa. Angie

    ResponderEliminar
  36. Angie,
    Gracias amiga.
    Otro beso enorme para tí.

    ResponderEliminar
  37. Muy bonita Montse. De pequeña siempre pensaba en las sirenas como seres felices. Sin embargo, al hacerme mayor resulta que andaba equivocada, son seres llenos de penas y nostalgias...¿que ocurre con los tritones?...Todas piensan en los humanos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. La vida está cuajada de amores imposibles porque así nos lo han "enseñado", pero ellos son los que nos alientan a amar.
    Me ha gustado mucho ,biquiños de A.Dulac

    ResponderEliminar
  39. Oteaba, sí, las "idealizamos" a nuestra manera, y el que más o el que menos las siente como hadas de los mares, pero su parte humana sufre y pena e incluso tiene mal de amores.
    ¿Los tritones? No deben ser tan atractivos como nuestros humanos.
    Jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. A. Adulac,
    amores, anhelos, sentimientos, penas, alegrías... Todo forma parta de nuestra condición de humanos, y las sirenas en parte, también lo son.
    gracias amiga.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  41. Holaaaa...un poema precioso!!! tod@s tenemos un poquito de sirena y otro poquito de mariner@s...
    Besooooosss!!!

    ResponderEliminar
  42. Gracias Anakonda. ¿Quién no ha soñado alguna vez con ser sirena?
    ...
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Montse, que poesía más bonita. Dos almas enamoradas separadas por el mar... La Sirena y el Pescador (La Sirenita y el Príncipe).
    Amores difíciles... Como en la vida misma.

    Besos de una Hadita a la que le gusta tomar el té ;)

    ResponderEliminar
  44. Quizás algún día, amiga Isora, tú me invites a un té, mientras yo te cuento un cuento...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Hasta parecen sonar los acordes de acompañamiento a la romanza... ah, las sirenas y sus cantos :)

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  46. ¿Serán las olas amiga Mariluz que acompañan con sus idas y venidas los suspiros de los enamorados?
    gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias