domingo, 1 de junio de 2014

D. José



… y entre las estrellas,
darás bellos paseos...
 

  Ese viejo bastón,
compañero y amigo,
ya no será necesario.
Ahora las piernas no pesan.
Por fin volvió tu brío.

Y ese porte gallardo te llevas,
que incluso estando enfermo,
nunca se achicó.
Tus vaqueros, ya raídos.
Tus camisas de algodón…

  -¡Buenos, días D. José!
¿Cómo andamos hoy?
- Al verle le decía.
  -¡Buenos días “Malos pelos”!-
  Con tanto humor, respondía…

Y hablábamos de la vida;
de los buenos y los malos,
de las noticias del día
de achaques y dolores,
y de estos tiempos tan raros…

Como tantas otras veces
ayer pregunté por ti.
No sabía que habías partido.
Triste mazazo en mi pecho.
Sin despedirte te has ido…

Un abrazo póstumo.
Amargos, dulces recuerdos…
Duro hielo, yerto y frío.
Escape de mi pena,
son mis palabras, amigo.

Te envío a tu nueva morada
allí donde no hay vacío,
todo mi afecto y cariño.
Y con este pequeño poema,
  yo te brindo, mi homenaje más sentido…

33 comentarios:

  1. Hay personas que se cruzan en nuestras vidas y cuando se van, dejan una profunda huella...

    ResponderEliminar
  2. Qué triste, Montse. Se ve que le apreciabas. Si era mayor y estaba enfermo... Te mando mi abrazo.
    Teresa

    ResponderEliminar
  3. Montse, amiga. Cuánto tiempo sin pasar a visitar tu casa. El tiempo, las nuevas redes sociales, las tareas... no me olvido de ti, no lo dudes. Todo bien. Mucho ánimo y magnífico obituario el que escribes. Besos de luz y siempre adelante. Cuídate y que estés bien.

    ResponderEliminar
  4. La pisadas que dejan es porque viven felices dando y sin juzgar.
    Un abrazo enorme para vos

    ResponderEliminar
  5. Montse precioso homenaje al amigo que se fue, él en su nuevo destino más allá de las estrellas sabrá que aquí ha dejado personas que le recuerdan con cariño, como haces tú.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. apreciated much your poems kisses

    ResponderEliminar
  7. Precioso poema de despedida.
    Se nota la afinidad con D. José.
    Dios le tenga en su gloria.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Teresa. Al saber la noticia se me desgarró algo muy dentro. Han sido muchos años de encuentros y conversaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Alberto,
    Mil gracias. He ido viendo como se consumía poco a poco este viejo amigo que aunque de poco trato, dejó huella en mi. Gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  10. Mucha,
    es cierto, dio mucho y le quitaron también mucho. Vivió en silencio, pero su voz se dejaba oír.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Saudades,
    ¿Qué me dices si te cuento que la última vez que lo ve fue en un funeral? Su color anunciaba que algo no iba bien, como así fue.
    Una pena.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  12. Virtudes,
    Mil gracias. Más que afinidad, cariño. Esa clase de lazo que une a las personas que quizás se sienten solas. D. José era ante todo un caballero.
    Un abrazo y gracias por tu visita
    Te la devuelvo ya mismo

    ResponderEliminar
  13. Tienes mucha razón, Montse, hay personas que dejan huellas profundas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Si le has escrito este poema es que lo merecía.
    Bonito homenaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Montse...casi que no se que decir después de leer tus bellas palabras hacia alguién que durante años se entretejió entre algunos de tus momentos, afrontar pérdidas siempre deja cicatrices en nuestra alma...Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. Sentido homenaje.
    Esos pequeños vacíos que nos agujerean el alma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Un poema precioso en homenaje a este hombre. Abrazos

    ResponderEliminar
  18. cuando un amigo se va.. deja un gran espacio vacio. Lindo homenaje y Muy lindo blog. Me quedo siguiendote y leyendote! Saludos

    ResponderEliminar
  19. Si, María. Este es el caso. No lo olvidaré.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Claro, Toro.
    Ojalá hubiera podido darle mi adios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Anakonda,
    Sí, amiga, fue un mazazo enterarme así de sopetón. Ni siquiera fui al funeral...
    gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  22. Mar,
    una pena no poder hacer más...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Gracias Ligia,
    es todo lo que puedo hacer ahora...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Karu,
    Bienvenida.
    Me alegro de que te guste mi rincón. Te devolveré la visita
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Me parece precioso Montse, y me has puesto un nudo en la garganta. Gracias por emocionarme. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  26. Qué la tierra le sea leve... bueno, sigue viviendo en tu memoria y seguramente en la de mucha más gente... y tal vez su espíritu siga nutriéndose del afecto de quienes siguen recordándole...

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pepe, el nudo que aun continúo teniendo. Un personaje que se echa en falta. Te lo aseguro
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Impersonem.
    Es curioso, pero cuando paso por los lugares por los que él solía moverse, espero verle. No me hago a la idea de que se ha ido para siempre...
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  29. Bonito y sentido homenaje, Montse. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al releerlo ahora he llorado, Carlos.
      Uff!!
      Un abrazo

      Eliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias