lunes, 22 de septiembre de 2014

El regreso






Por fin regresé.
  Gracias a todos los que pese a mi ausencia habéis pasado por aquí a interesaros por mí. La verdad es que el verano ha sido largo (suele pasar que lo que no te gusta se hace eterno, y lo que disfrutas parece acabar siempre demasiado pronto) y he tenido tiempo de pensar y sobre todo de aprender:
He aprendido que por mucho decir ¡Qué calor!, la temperatura no baja; y que por mucho que repitas que el verano no te gusta, el otoño no llega…
He aprendido a distinguir lo que es “disfrutar” de la compañía y lo que es “sufrir” una compañía…
He aprendido a llorar sin lágrimas, y a sentir la soledad del que no vive solo…
He aprendido a hablar con el silencio y a escuchar en silencio mis propios diálogos…
He aprendido a soñar sabiendo que un sueño casi siempre desaparece al despertar…


En fin, que el verano por fin va desapareciendo y eso...
 ¡ME ENCANTA!


24 comentarios:

  1. Yo al revés. Me encanta el verano!!! y no me apetece nada que termine, pero bueno... es lo que toca.

    ¡¡¡Bienvenida!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo, MFe, no veo la hora en que el calor se vaya y volvamos a la rutina. Gracias. Un besazo

      Eliminar
  2. Siempre aprendemos algo nuevo, o recordamos algo antiguo. Feliz regreso. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ligia, la vida es una lección eterna.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Montse yo he tenido la suerte, relativa, de pasar el verano, lo más caluroso de él en el norte, así se ha hecho más llevadero.

    Hace mucho tiempo que estoy acostumbrado a vivir soledades en compañía.

    Me alegro de tu vuelta.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sau, tenía tantas ganas de saber de ti... Te he tenido presente todo el verano. Ya sabes por qué. En cuanto tenga un ratillo te escribo. Abrazos

      Eliminar
  4. Bienvenida y un abrazo. De todo se aprende, ya ves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Ana, de todo y en cualquier sitio y lugar.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Montse, me alegra tenerte de vuelta ya se te echaba de menos.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Darilea, poco a poco volveré a retomar mi ritmo...
      Abrazos

      Eliminar
  6. Hola Montse, estoy contenta con tu regreso y admirada por tus palabras.
    Ya tengo una edad en la que se aprende a vivir con el calor y con el frío, y en la que ya se ha llorado suficiente, se ha padecido la soledad en compañía, que es una de las más tristes soledades y, en definitiva, se está de vuelta de todo o de casi todo ¡tal vez es lo único bueno de ser cincuentona, jeje!
    Disfruta del otoño, del invierno y de alegres primaveras (del verano no te digo nada)
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras, amiga Montse surgen por algún estímulo interno. Para mí el escribir es un bálsamo, y si hablo sobre mí misma aún más efectivo. Un abrazo de otra Montse cincuentona.

      Eliminar
  7. Fíjate que yo no sé llorar sin lágrimas, me tendrás que enseñar, Montse, porque yo soy un mar de lágrimas que no puedo esconderlas.

    Me alegra mucho tu regreso, en verdad te estaba echando de menos por aquí, porque por allí ya te tengo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      LLorar sin lágrimas. Es lo que hacemos al querer llorar pero no poder hacerlo, por vergüenza o pudor. Tienes suerte, las lágrimas lavan las penas.... Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  8. Somos dos! Yo tambien padezco el verano, que se hace eterno, sobre todo por aqui.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el punto de hacer lo más necesario y listo. A medida que va entrando el otoño, yo voy despertando...
      Un abrazo Gaby

      Eliminar
  9. Es siempre verano en mi casa. El calor se mete en la sangre
    y el otoño nunca marcha
    Estoy feliz de volver a verte
    Un abrazo enorme poeta y gracias por tus bellas letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha, vivo un momento raro y necesito un tiempo de adaptación. El verano es toda una prueba psicológica para mí, y cuando por fin se va, quedo marcada. Gracias, amiga por estar siempre ahí.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Se te extrañaba mucho Te siento meláncólica Escribime ¿que te pasa?

    ResponderEliminar
  11. Son momentos, Mucha. Se irá pasando...
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola Montse, me alegro mucho de tu vuelta, aunque te noto un poquillo tristona, no sé, a lo mejor es una percepción mía. En cualquier caso, alégrate que ya estamos en Otoño, y al parecer a ti te gusta, así que a disfrutar de él. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  13. Si, Pepe. Lo paso muy mal en verano. Gracias a Dios ya llegó el otoño, que me da fuerzas y me quita trabajo. Nos vemos por aquí, amigo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Caramba, espero que todo mejore a medida que bajen las temperaturas. De hecho si fuera así ni lo dudes: ¡vente a Avila!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, y yo que te iba a invitar a venir a Almería... Jeje. Quedaremos en el medio.

      Eliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias