miércoles, 26 de enero de 2011

Maraña


Cual madeja de lana enmarañada mientras tejía, se enredan los pensamientos en mi mente.
Hebra traicionera que aprieta los nudos. Nudos imposibles que ni en el descanso cesan. Imágenes lejanas, que anhelas tocar. Palabras ya dichas que quisieras borrar. Risas y llantos, colores variados que perdieron su brillo por el paso del tiempo. Tu cara, tu cuerpo, tu vida… Todo se mezcla en una amorfa maraña de hilos de los que no puedes tirar, sino suavemente intentar desenredar.
¿Habrá algún secreto, para deshacer ese nudo…?
Es mejor prevenir que curar, ahora ya sólo la paciencia nos puede ayudar.


41 comentarios:

  1. ¿No os ha pasado alguna vez que queréis pensar detenidamente en algo, y la cantidad de cosas que tenéis en la cabeza no os dejan?
    ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Así es lamente Montse. a veces enrevesada. tú hablas de una mente enrevesada....
    claro que me ha pasado.
    besos!

    ResponderEliminar
  3. José,
    Pues admito que no es consuelo.
    Sería estupendo poder poner orden y aislar lo que tiene prioridad en cada momento para dedicarle toda la fuerza que seamos capaces de poner en el intento ¿No?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Claro que me ha pasado!!! Y pienso, pero por qué no me puedo centrar en lo que quiero????
    Un besazo desenmarañado

    ResponderEliminar
  5. Montse creo que esto nos ha pasado a todos, y para mi es muy frustrante, lo que me ocasiona más ansiedad...resumiendo que es como el pez que se muerde la cola, yo he podido comprobar que cuando me pasa es porque hay algo dentro de mi que he decidido enterrar...pero mi cerebro o mi subconsciente o lo que sea no deja de recordarme que no podemos enterrar el dolor...
    ufff...nena creo que me he pasado tres pueblos...
    Un besito enmarañado

    ResponderEliminar
  6. Latris,
    Es bueno saber que no estoy sola.
    A mí me da una rabia!!
    Besos
    -------

    ResponderEliminar
  7. Anakonda.
    A veces es ocultar entre lo que sea, en este caso hebras de lana, por como tú bien dices, enterrar, pero también sucede que tenemos miedo a lo que podamos encontrar y nuestro subconsciente es el que se encarga de enmarañarlo todo...
    Me encanta que compartas.
    ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Buenos dias, cuanta razon, paciencia y mas paciencia, mientras no se agote.
    Me pasa, que a veces un atisbo de luz desprendida de otras ideas, me lleva a pasar pagina y a continuar.
    Gracias por tu visita en nuestro Blog,
    Besos.
    jesus

    ResponderEliminar
  9. Jesús,
    racionala y que no se agote. ¿Dejar atras?
    A veces se puede, pero hay otras en que es difícil priorizar.
    Creo que lo mejor es dejarse llevar por el instinto.
    Arriesgado, pero pausible.
    Abrazos
    ;)
    Un beso Encarna.

    ResponderEliminar
  10. Si yo te contara amiga, por las mañanas las peleas que se forman en mi mente con las tareas varias...
    Nunca se por donde empezar.
    jaja
    Besos
    Teresa

    ResponderEliminar
  11. Jaja, Teresa, es cierto, a mí me pasa lo mismo. No iban por ahí los tiros, pero también me "enmaraño" con las tareas de la mañana-
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. ¡Esa maraña de pensamientos! ¿Quien no la ha tenido?
    Pero eso sí, antes o después acaban ordenándose.

    Un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  13. Mercedes, ¿Tú crees?
    Lo malo es que cuando unos van otros vienen. En serio, a veces, me gustaría poder ordenarlos por categorías, pero NO SE DEJAN.
    ¿Pusiste nombre a tu musa/muso?
    Quiero saberlooo
    jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A veces pasa, pero date tiempo y cada hilo volverá a su sitio, ya verás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Amiga, cuantas verdades en una prosa poética, llena de color y matices.
    Precioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Enmarañada me siento.
    Un besito Montse. :)

    ResponderEliminar
  17. ¿Paciencia?. No habrá más remedio, seguro, pero al igual que Alejandro, con ganas me quedo de empuñar mi espada y cortar ese enmarañado nudo gordiano que a veces nos enmaraña. Y quizá no fuera mala idea. Por salud mental siquiera.

    Enmarañados besos. ;-)

    ResponderEliminar
  18. Sí a mí sí me ha pasado, Montse:

    Me encanta la foto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Ya ves tú, que horas son estas...pero aquí estoy, mareada con las dichosas fotos y con una maraña que no veas...Pero sabes?, a veces es mejor tener esos líos que estar vacía sin nada que desenredar...

    ResponderEliminar
  20. Me pasa, claro que me pasa, pero lo más bonito es aprender ser paciente-algo para mi muy dificil de conseguir

    abrazos bella, y suerte

    ResponderEliminar
  21. Sí, tengo una MARAÑA que M'Araña como una araña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Amelche,
    tantas veces me dicen "fuguilla"...
    La paciencia no es lo mío.
    Besos
    -------
    Celia,
    a veces salen.
    Pero otras se niegan.
    Me alegro de que te guste.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Oréadas,
    Creo que el invierno nos predispone.
    ;)
    Besos
    .......
    Carlos,
    a veces ni con paciencia...
    Te lo aseguro, no es cuestión de paciencia sino de valentía.
    ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  24. María,
    pues ya poco queda para poder coger fotos de la web...
    :(
    Besos
    --------
    Carla
    Sabias palabras. Yo lo prefiero. Pero tú y yo no nos aburriremos nunca. Somo activas. Lo malo es que a veces llevamos demasiado a cuestas...
    Suerte.
    Yo lo hice con Pixmigo.

    No sé como resultará.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Oteaba.
    La paciencia es un don y yo, como tú, parece que nacimos sin él.
    Tendremos que conformarnos con lo que podamos arañar.
    ;)

    Besos, amiga
    ----------
    Rampy,
    jajaja.
    Tú no cambias. Y, NO LO HAGAS. Esa chispa tuya no tiene precio.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. ¡Buenas!
    He estado buscando blogs interesantes y el tuyo me ha llamado la atención.
    Soy Marya,
    mi blog se centra en las letras.
    Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
    si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
    si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

    échale un vistazo a mi blog,
    y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
    http://librosy3.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Marya,
    Tenlo por seguro. Te devolveré la visita.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. Ah, mi amiga... contínuamente me ocurre y es desesperante.

    Ojalá consiguiera deshacerlos con la misma habilidad que deshago los nudos 'reales' en la lana, hilo o lo que sea que se enrede... se me da bastante bien desenredar :)

    abrazo de viernes :)

    ResponderEliminar
  29. Mariluz,
    Yo no valgo, amiga. Me desespero y tiro de los hilos apretando más aún el nudo.
    Y en mi cabeza sucede lo mismo...
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  30. Todo verdad,
    cuánta paciencia
    hay que mostrar
    para desliar los hilos
    que enmarañan la vida.

    Un abrazo Montse

    ResponderEliminar
  31. Buena noches querida amiga..

    Si que me ha pasado, en ocasiones la maraña de pensamiento son difíciles de desenredar.. jjajaja..


    Siempre es un placer leerte.. gracias por compartirlo...

    Besote de buen fin de semana

    ResponderEliminar
  32. Aquellos nudos simplemente se deshacen sin ser desatados cuando los filtros de los innecesario comienzan a hacer efectos y gana terreno la consciencia.

    Un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  33. El mundo es una maraña variopinta...


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Marisa,
    Ella es la culpable, que nos da demasiado que pensar y poco tiempo para hacerlo...
    Un abrazo
    --------

    Balo,
    jaja
    eres ave nocturna. Tú siempre "Buenas noches". Yo siempre "Buenos días"
    Yo creo que son las peores.
    Prefiero mil beces las de hilos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Adrian,
    lo malo es cuando lo innecesario es lo que enmaraña y nosotros no sabemos cual es el que realmente está de más.
    Un abrazo y feliz fiende para tí también.
    ;)
    .........
    Antonio,
    Pero... Es lo que hay.
    :(
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. He tenido esta semana muy duramente las neuronas enredadadas y lo último que me merecía era un post como éste. Menos mal que lo has enmendado con las célticas XDD

    ResponderEliminar
  37. Jaja, Alfonso,
    Nunca hay un dos sin el tres, o al menos eso dicen

    Me alegro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  38. Se comienza destensando el nudo. Suavemente, se masajea la madeja, para que se libere la tensión. Empiezan a dejarse ver las hebras como nadando, como flotando en su propia maraña. Sigue destensando, dejando la madeja como a su caer... y las hebras van haciéndose más concretas. Ya les sigues el camino, no tires bruscamente del hilo... no tires, fíjate simplemente en su camino. Déjate llevar...

    ... y entonces ya podrás tirar del hilo, sin sentir que a cada tirón, el alma se te anuda más.

    Un abrazo muy fuerte. Paciencia, es lo único que puedo decirte cuando se trata de tirar del hilo. Del hilo de la existencia.

    ResponderEliminar
  39. Ana,
    ¿Y quien mejor que tú, querida amiga, sabe de "tirar del hilo"?
    Gracias por tus consejos. Lo malo es que la paciencia no es una de mis mejores virtudes.
    Un abrazo y mil gracias por tus bellas palabras.

    ResponderEliminar
  40. Y se hacen puñeteramente imposibles
    Cuesta des entrelazar a este de aquel y del de más allá
    El verde se mezcla con el amarillo
    Y el azul no se deja soltar del malva
    Mientras, el blanco se amontona sobre si mismo y se enreda en su solaz persistencia, en un rincón, solitarios el azul marino intenso, inmóvil, parece charlar con su amigo del alma el gris marengo –oteado por el gato- sin intercambiar nudos ni dobleces.
    Por ello abandono, les dejo y me quejo en voz alta, tomado por un loco me bebo el té consultando mis tebeos.

    ResponderEliminar
  41. Mejor asi Tronken.
    La verdad es que si te fijas bien, la mezcla de hilos de colores es preciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias