jueves, 11 de septiembre de 2008

Te hablé...


Te hablé de ojos vidriados y tu respuesta fue que no era para tanto…

En lo oscuro de mi cuarto el llanto se desató, y pensé en tus palabras, realmente no era para tanto… hoy, pero… tenía tanto guardado, que al abrir el embalse, el contenido se derramó.

Ojos cual cristalino río que se desborda, primero perlas en su camino cuesta abajo, pronto hilo de plata, que rozando mi mejilla, lava mi alma, y moja la almohada…

Tanto silencio por fuera y…, por dentro, ¡esas voces que no callan!

La oscuridad me abraza, el sueño me invade y los pensamientos empiezan a mezclarse…

¿El por qué de mi llanto?

Aunque no lo admitas, TÚ, lo sabes…

Esto está escrito hace algún tiempo; en aquel momento un abrazo hubiera sido la mejor medicina… No lo recibí.
Hoy alguien cercano me dijo estas mismas palabras…
Me pregunto:
-¿Por qué no le di mi abrazo?




AQUÍ al concurso de Sentimientos

14 comentarios:

  1. A veces estamos tan preocupados por nuestro propio dolor, que se nos olvida que alrededor nuestro tambien existen seres que sufren y que padecen... Yo tambien entono mi "mea culpa": muchas veces he necesitado abrazos, y se me ha olvidado de que a mi alrededor alguien necesitaba ese abrazo.

    Bueno, ANIMO.

    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Cuantas personas a nuestro alrededor necesitan ser abrazadas...!!!!
    Muchas, más de las que creemos, sinembargo nos cuesta abrazar ¿por qué?
    Hoy te mando uno muy grande, que no puede quitarte el dolor pasado, pero ahí va, amiga Montse...
    MJ

    ResponderEliminar
  3. Ay, amig@ hoy eres más mí@ que nunca, pues cada letra que hoy escribes con mis lágrimas se describen...

    hay quien lo llama indiferencia, hay quien se refugia en lo diferente de su sexo, para mí esta escena es de una crueldad incalculable, no hay nada más doloroso como estar sufriendo por y delante del amado y que este siga ahí tumbado como si nada estuvioese pasando.

    Y sí, el vaso se va llenando y un día se derrama con una simple gota..
    (te mando mi abrazo por si algún día lo necesitas)

    ResponderEliminar
  4. Me ha dado pena leer este post, muchas veces somos demasiado torpes y no nos damos cuenta de la gente que a nuestro alrededor necesita que la escuchemos.

    ResponderEliminar
  5. Se que no sirve de excusa, pero al menos reduce mi sentimiento de culpa en ese momento no pude abrazarlos pues iba conduciendo... Vi esos ojos vidriados, hable, le dí palabras, que era lo único a mano, y al parar el coche, el momento idoneo se había esfumado.
    Prometo a la próxima parar de inmediato.
    A MI ME ENCANTA DAR ABRAZOS.
    Dicen más que cualquier otra actitud que podamos tener hacia alguien...
    En fin, espero que no sea tarde.
    BMuchos besos a los 4 y Ronini, tu comentario es todo un post por sí mismo.

    ResponderEliminar
  6. YO TE DOY UNOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, AUNQUE SEA A DISTANCIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Miriam, se agradece, pero no es cuetión de recibir "ahora", es questíón de que tenía que haberlo dado "entonces".
    De todas formas me lo guardo. Gracias!

    ResponderEliminar
  8. una de mis frases favoritas y que intento llevar a la práctica es éste: haz los demas lo que quieras que te hagan a ti........es una versión que me gusta muchísimo más que : no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti........
    angie

    ResponderEliminar
  9. Montse, aunque no le dieras un abrazo físico, conociéndote seguro que le diste esas palabras de ánimo o consuelo que tanto necesitaba. También esas palabras son tan importantes como los abrazos. ¡No te preocupes! Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  10. Angie, esa misma frase se la repito a mis hijos a menudo. Una vez más coincidimos ;)
    Mónica, simplemente ...GRACIAS!
    Besos a las dos

    ResponderEliminar
  11. Cuanta necesidad tenemos de ese gesto en determinadas ocasiones. El abrazo, sentir a la otra persona tan cerca de lo que sientes...es insustituible.
    A veces reaccionamos tarde...Somo humanamente imperfectos.
    Un cálido abrazo te doy aunuqe sea virtual....ya sé que tu lo necesitabas de alguien concreto en aquellos momentos...
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
  12. Hoy te visité pero no habías vuelto.
    Bienvenida ahora que sé que volviste.
    Para mí también el abrazo es insustituible, transmite mucho más que cualquier otra cosa, y da tanta alegr´´ia recibirlo...
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me cuesta imaginarte negando un gesto, una caricia o un abrazo de esos que tanto te gustan. Y estoy seguro de que los que te rodean piensan igual.

    No te culpes por lo que pudo ser y no fue. Ocurrió por razones que ahora ya no recuerdas con claridad. Sólo cúlpate por lo que no será en un futuro, sobre lo que sí tienes control.

    Algo farragoso creo...

    Besos. ;-)

    ResponderEliminar

Si quieres decirme algo, deja tu comentario aquí.
Gracias